viernes 17 de noviembre de 2017 | 05:13
Columnas

Claro que el Metrobús debe ir por Reforma

@horacio_urbano mar 13 jun 2017 20:27
Con seguridad apoyaría la idea de que por allí corriera una línea de Metrobús.
Con seguridad apoyaría la idea de que por allí corriera una línea de Metrobús.
Foto propiedad de: Internet

Reforma debe estar hecho para que la gente lo camine... Pero también, para que lo puedan recorrer en bicicleta, automóvil particular, vehículos utilitarios, o transporte público

Sin duda el Paseo de la Reforma es la calle más importante de México.

Lo tiene todo: ubicación, historia, belleza... Y entre todas las cosas que tiene, hay una fundamental; su valor estratégico como parte de un sistema de vialidades que da forma, estructura y funcionalidad a la ciudad.

¿Se requiere mantener la belleza y valor histórico de Paseo de la Reforma? ¡Por supuesto! Eso está fuera de discusión... Pero ello no implica renunciar al valor utilitario que además puede y debe tener.

Ojo; dije valor utilitario... Porque no basta su historia y belleza, debe además tener la capacidad de transformarse a lo largo del tiempo, cumpliendo siempre con el objetivo que se fijó el emperador Maximiliano cuando definió su traza; ser un camino.... Bello y trascendente, pero a fin de cuentas un camino...

Y camino debe ser... Transformando sus usos sobre la base de nuevos paradigmas urbanos, así como de igualmente nuevos modelos de movilidad.

Y sí... Reforma debe estar hecho para que la gente lo camine... Pero también, para que lo puedan recorrer en bicicleta, automóvil particular, vehículos utilitarios, o transporte público.

Debe mantener su esencia de camino, pero respondiendo siempre a las nuevas realidades...

Y esas nuevas realidades hoy nos dicen que debe ser una calle completa, abierta para peatones, ciclistas, automovilistas y transporte público...

Hay además que entender que cuando se habla de transporte público estamos hablando de un insumo que debe ser parte fundamental de un proyecto integral de movilidad, que inevitablemente se debe ir transformando a lo largo del tiempo, respondiendo a nuevos requerimientos, así como a nuevos esquemas y tecnologías.

Hay que empezar por asumir que los mejores años del automóvil como vehículo privado han quedado atrás, y que hoy, en línea con nuevas tendencias mundiales, lo sensato es quitar incentivos al uso del automóvil, regenerando al mismo tiempo las redes existentes de vialidades y transporte público.

Y aunque hay que entender que el reto urbano implica dar cara a un rezago monumental en materia de todo tipo de infraestructuras y servicios públicos, que se traduce en partidas presupuestales también monumentales,  el hecho es que cada día que pasa la ciudad se sigue transformando...

Y es que aunque muchos no lo entiendan las ciudades son seres vivos en constante transformación... Sea que esta se realice de manera planeada, o, como ha pasado en México, en la anarquía plena.

Por eso resulta absurdo querer encasillar al Paseo de la Reforma como un museo de sitio, en lugar entenderlo como una vibrante vialidad que derroche vida al irse transformando conforme se va transformando su ciudad.

El paseo de la Reforma es un camino... Un camino cuya función fundamental es unir lugares, creando condiciones que permitan que la gente recorra en la mejor forma posible las distancias que los separan.

Es un camino que sigue uniendo el centro de la ciudad con una zona poniente de la misma que sigue creciendo... Que ya hace mucho que dejó atrás el Castillo de Chapultepec, y que hoy pone límite a la zona urbana con un Santa Fe al que la falta de planeación urbana no le quita la importancia como uno de los corredores de negocios más importante de la capital del país.

¡Claro que es importante modernizar la avenida más hermosa de México! Hay que embellecerla y cuidar el patrimonio cultural que la rodea... Hay que cuidar su extraordinario Bosque de Chapultepec y todos los árboles que le dan vida.

Pero hay también que actualizar en forma constante su funcionalidad, reconociendo que para cumplir el papel de unir lugares y facilitar traslados a la gente, es necesario actualizar visión y modelos de movilidad con base en nuevas tendencias y tecnologías... Y con base también en planes de desarrollo y partidas presupuestales.

Y sí... ¡Claro que hay que apostar por un transporte público de calidad que permita que Paseo de la Reforma cumpla en la mejor forma posible su reto funciona!

Y sí... Hay que entender que esta labor de diseño y realización es labor de especialistas, que puede y debe ser conducida por el gobierno.

Sobra decir que el reto es reducir el número de automóviles en este paseo y en toda la ciudad, y sobra decir que hay que ordenar el transporte privado que ha sido resultado de falta de claridad en planeación y acciones de gobierno.

Para atender el momento actual del reto de movilidad en torno a Paseo de la Reforma, se tomó la decisión de generar una nueva Ruta de Microbús; la número 7,

Y ojo, que el Metrobús no es la opción barata cuando no se puede hacer Metro. De hecho, Metro y Metrobús son modelos que se complementan en el armado de un sistema integral de movilidad.

De hecho, lo ideal sería que en Paseo de la Reforma corrieran Metro y Metrobús; uno para distancias más largas y otro los tramos cortos que requiere esta zona de la ciudad.

Y sí, lo ideal sería que de entrada se hubiera hecho Metro desde el centro de la ciudad hasta Santa Fe, ligándolo, por qué no, con una estación multimodal a la que también llegara el Tren que vendrá de Toluca.

Pero lo sensato es entender la realidad con rezagos que vivimos y plantear soluciones que permitan ir atendiendo esos rezagos al mismo tiempo que se va dando forma a un sistema integral encaminado a atender el crecimiento futuro de la ciudad.

Retos hay muchos; el tema está en asumir como prioridad los relacionados con planeación y recursos, minimizando los que tengan que ver con la voluntad o falta de voluntad política.

Pero de una cosa estemos claros, si el Emperador volviera a la vida, sin duda sería el primero en aplaudir que se hicieran cosas para mantener belleza y utilidad de su maravilloso paseo...

Y sí... Con seguridad apoyaría la idea de que por allí corriera una línea de Metrobús.