domingo 28 de mayo de 2017 | 05:25
Columnas

¿Qué carajos comemos? El Unicorn Frapuccino

@annaazul vie 21 abr 2017 10:33
 Se habla de una cadena de sucesos: Consumo azúcar y carbohidratos, se desencadena la sensación de querer más.
Se habla de una cadena de sucesos: Consumo azúcar y carbohidratos, se desencadena la sensación de querer más.
Foto propiedad de: Internet

 

Apenas fue lanzado el Unicorn Frapuccino, una deliciosa bomba azucarada… Esta dulce explosión se volvió muy popular y esperada. Y será consumida… Aunque muchos ignoren su contenido calórico y el daño que puede provocarnos.

 Nuestro sistema genera adicción al azúcar, al intentar romper el ciclo a la adicción produce el síndrome de abstinencia, algunos datos sugieren que el neurotransmisor responsable es la dopamina. Estos mismos estudios dicen que comer de más, altera los sistemas cerebrales y de comportamiento, como si fuera una adicción a las drogas, los síntomas de abstinencia de azúcar se parecen a los de los opioides: Fatiga, ansiedad, irritabilidad, insomnio y náuseas.

 Se habla de una cadena de sucesos: Consumo azúcar y carbohidratos, se desencadena la sensación de querer más, se come más y más dando como resultado la obesidad.

 Además de ser una enfermedad per se, la obesidad es la causa de diversas enfermedades como diabetes, cáncer de mama, cáncer de colon, hipertensión arterial, infarto agudo al miocardio, embolia cerebral, demencia, hígado graso no alcohólico, osteoartrosis que es el desgaste e inflamación de las articulaciones, colecistitis que es la inflamación de la vesícula, tu cerebro reacciona de manera impactante cuando dejas el azúcar, comenta la doctora Fernanda Montes de Oca.

La relación que tenemos con la comida no es buena y está frecuentemente ligada a los sentimientos, está asociada al bienestar emocional. Cuando somos niños, nos dicen: “Si te portas bien, te doy un dulce”, o muchas personas han afirmado que comen de más cuando están deprimidas. De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud la depresión es un severo problema que afecta entre un 12% a un 20%  a personas entre 18 y 65 años de edad.

 Nuestro país carece de cultura nutricional, por tal razón México ocupa el primer lugar en el mundo en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad en adultos, grave afección que también se presenta en niños de preescolar. Uno de cada tres adolescentes entre 12 y 19 años presenta sobrepeso y obesidad.

El gobierno debería invertir más en informar a la gente cómo comer de manera saludable, para evitar enfermedades. Es más barato informar, que un tratamiento para alguna enfermedad grave generada por la obesidad.

 ¿Antes de tomar el frapuccino desayunaste gorditas o quesadillas? y ¿después de tomar la dulce bebida, fuiste por unos tacos?

 Y tú, ¿sabes qué carajos comes?