lunes 20 de noviembre de 2017 | 01:01
Nacional

Aumenta robo de órganos a migrantes que van hacia EU: Solalinde

Redacción SDPnoticias.com vie 12 jun 2015 11:49
Foto propiedad de: Cuartoscuro

El sacerdote dijo que no hay solo omisión en el Gobierno, sino hasta complicidades por parte de funcionarios. 

México.- Desde 2007 se ha detectado la venta y el tráfico de órganos, cuyas víctimas son principalmente migrantes centroamericanos de paso hacia Estados Unidos, pero ese problema ha crecido y consolidado en el año reciente. 

Así lo denunció Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, quien señaló que el modus operandi de ese ?fenómeno gravísimo? se ha ido modernizando. 

Detalló que aunque comenzó a darse en Michoacán, se han presentado denuncias que ubican ese crimen en ciudades fronterizas con Estados Unidos como uno de los principales lugares donde operan. 

En entrevista con La Jornada, Solalinde dijo que tiene testimonios y evidencias de este tipo de prácticas, y que inclusive ya dio cuenta el Gobierno de Estados Unidos mediante un reporte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). 

Sin embargo, lamentó, el Gobierno mexicano se ha empecinado en negar. 

Dijo que no hay solo omisión en el Gobierno, sino hasta complicidades por parte de funcionarios. 

?Nosotros sabemos perfectamente que en México no se comete ningún crimen de ningún cártel que no tenga su brazo político?, apuntó. 

Solalinde indicó que ya se percibe una ?red madura, mejor organizada, e incluso mejor conectada al mercado internacional?, donde la demanda se ubica principalmente en Estados Unidos y Europa, pero también en México. 

?Yo he denunciado el modus operandi, y casi todas las víctimas son migrantes?, apuntó. 

Abundó que hay especial preferencia por mujeres que viajan acompañadas de un menor, y con el pretexto de ayudarlas a cruzar hacia Estados Unidos, son engañadas y llevadas a la frontera, donde son sometidas. 

Para los criminales este tipo de delitos es ?un gran negocio?, incluso muy por encima del secuestro, ya que explicó que por un plagio se piden entre 3 mil y 7 mil dólares, en tanto que por un órgano de mujer, niño o joven, la cifra es de entre 100 y 150 mil dólares

Sostuvo que incluso la Quinta Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) debería estar recopilando información sobre estos delitos, que van en ascenso, de acuerdo con los testimonios recabados, y evidencias que se han recabado en varias entidades, donde han aparecido cuerpos humanos sin algunos de sus órganos.