Guadalajara, Jalisco.- Enrique Peña Nieto, candidato a la Presidencia de la República por parte de la coalición Compromiso por México llegó tarde al escenario del salón Guadalajara del foro de la Expo, esta vez no fue el transito, por lo menos no el de automóviles, sino el de mujeres. Más de dos mil féminas impidieron su paso; gritos, jalones, fotos, abrazos, uno que otro tacón roto y chiflidos fueron las muestras de afecto  a Peña Nieto, “el candidato de todas las mujeres” como dijera la presentadora del evento.

En el lado derecho del salón se encontraba doña Sofía, madre de 4 hijos y vecina de la colonia Arenales Tapatíos, en Jalisco. Con delantal nuevo. Su hija le había planchado el cabello y prestado su celular para tomarle fotos a Enrique. Sofía se subió a la silla para alcanzar fotografiar a Enrique, casi se cae, de fondo sonaba un reggaetón que decía “vamos Enrique dale”.

Por su parte Aristóteles Sandoval, candidato a la Gubernatura de  Jalisco y con un emotivo discurso, más que el de la mañana que iba dirigido principalmente a hombres, volvió a augurar el triunfo de Peña Nieto y lo felicitó “Felicidades Enrique, que bueno que la familia siga contigo”. A lo que el ex gobernador mexiquense le contestó tiempo después “tengo a mi lado a muchas mujeres”, mientras los pañuelos blancos se ondeaban y los aplaudidores rojos sonaban.

Peña afirmó que las mujeres “inspiran la inteligencia de los hombres” (en el mismo lugar donde no pudo citar el título de los libros que habían marcado su vida) y México declaró es lo que necesita: “más inteligencia y menos violencia”.

Momentos después Enrique invitó a pasar a su esposa Angélica Rivera de Peña, que a micrófono abierto declaró “Enrique necesita a las mujeres y las mujeres necesitamos a Enrique”, es por eso que Peña Nieto firmó un nuevo compromiso: la creación de un fondo de financiamiento y de apoyo a los proyectos de mujeres emprendedoras, las cuales después de haber terminada la sesión, emprendieron el viaje a su realidad.

Así termina la visita de Enrique Peña Nieto a Guadalajara y municipios aledaños en Jalisco. Raymundo el utilero se declaró el más feliz de la jornada, no podía parpadear y hasta foto se había tomado con las muchachas tapatías.