Cárteles de México cuentan con sofisticadas telecomunicaciones Foto: wikipediacommons
 

La manera más fácil para que los delincuentes sean arrestados es ser escuchados en conversaciones telefónicas por la policía, señala Robert Johnson de Bussines Insider.

Para evitar este punto débil en su cadena de la organización, el cártel de la droga Zeta hainstalado cientos de antenas y repetidores en todo México
Michael Weissenstein de la Associated Press informa que la red se compone de todo, desde las torres de radioa la mano radios de dos vías que transmiten a través de ondasde la torre.

Michael Weissenstein de la Associated Press (AP) publicó una investigación en la que señala:

"Cuando las caravanas de soldados o policías federales avanzan a través de los matorrales del norte de México, el cártel de los Zetas sabe que vienen. Un taxista o un vendedor callejero emite el alerta, equipados con un radio portátil de alta tecnología y pagados para trabajar como un centinela conocido como "halcón". La señal de radio viaja a lo profundo de la árida campiña, a horas a pie del camino más cercano. Allí, las ramas verde oscuro de 2,4 metros (ocho pies) de altura de la jara ocultan una torre de radio pintada del mismo color para que pase inadvertida. Un cable oculto bajo la tierra transmite energía desde un panel solar. Un amplificador de la señal reenvía el mensaje a través de una red de poderosas antenas y otros repetidores que se extienden cientos de kilómetros a través de México, un sistema oculto de telecomunicaciones que le permite al cártel coordinar la entrega de drogas, así como efectuar secuestros, extorsión y otros delitos con la inmediatez y la precisión de una moderna agencia militar o policial."

Esto permite a los cárteles de hablar a través de una línea de cifrado, fuera de la vista del gobierno mexicano, y que van mucho más hacia el interior del país que se permitiría a los teléfonos celulares.


En sus esfuerzos por eliminar las líneas de los cárteles de las comunicaciones, Weissenstein dice que el gobierno mexicano se ha apoderado de al menos 167 antenas, 155 repetidores, 166 fuentes de energía, 71 piezas de equipo, y 1.446 radios portátiles. 

"Están haciendo lo que haría cualquier unidad militar sensata", dijo Robert Killebrew, un coronel retirado del ejército estadounidense que ha estudiado a los cárteles mexicanos del narcotráfico para el Centro por una Nueva Seguridad Estadounidense, un organismo de investigación en Washington. "Están diversificándose con la mayor cantidad de formas de telecomunicaciones que puedan implementar" señala Weissenstein.

Sin embargo, la red se extiende desde desde la frontera con Estados Unidos hacia el sur por la costa del Golfo de México hasta el interior de Guatemala.

La configuración de la sofisticada red se puso en marcha por ex soldados mexicanos de fuerzas especiales quienes ahora integran parte fundamental del cartel Zeta, mediante el uso de especialistas en comunicaciones para instalar, ejecutar y actualizar la red.

Un oficial militar mexicano negó que el ejército y la armada estuvieran buscando una red que cubría toda la costa del Golfo de México. Las operaciones habían estado centradas en una serie de sistemas locales más pequeños que no estaban interconectados debido a limitantes técnicas, señaló.

"No es una sola red", dijo el funcionario a la AP a condición de guardar el anonimato por lo delicado del asunto. "La usan para actuar a nivel local".

En Nuevo Laredo, el primer bastión de los Zetas, es posible ver antenas en tejados y lotes vacíos. Un soldado le dijo a la AP que, incluso cuando las autoridades quitaron una antena allí, fue reemplazada con rapidez.

Mientras que otros cárteles están utilizando el mismo diseño, la red de radio de Zeta es de lejos la más grande.

Con infomación de Bussines Insider y La Prensa en línea