Por un Primero de Mayo que impulse la lucha de los trabajadores

Los trabajadores sufrimos los peores ataques a nuestros derechos laborales de los últimos 50 años. No están satisfechos con los daños que nos han causado en 30 años de política neoliberal.

Los trabajadores sufrimos los peores ataques a nuestros derechos laborales de los últimos 50 años. Los grandes grupos de empresarios nacionales y extranjeros, el gobierno y los representantes sindicales charros y corruptos, se han puesto de acuerdo para modificar la Ley Federal del Trabajo que hasta hoy protege nuestros derechos laborales como: La jornada de 8 horas, el contrato colectivo de trabajo y no ser despedido injustificadamente; el derecho al descanso y a vacaciones pagadas; el derecho al pago de tiempo extra y al reparto de utilidades; el derecho a la huelga y a formar sindicatos para defendernos. Entre otros muchos.

La nueva Ley Federal del Trabajo pretende acabar con estos derechos. Ahora seremos contratados nada más por las horas que el patrón nos necesite, y con la pretensión de pagarnos menos de $8.00 (ocho pesos) por hora. No tendremos jornada laboral estable, ni contratos colectivos, ni reparto de utilidades, ni descanso, ni vacaciones, ni tiempo extra; se prohibirán las huelgas y la formación de sindicatos.

No están satisfechos con los daños que nos han causado en 30 años de política neoliberal:

–Salarios miserables: hoy el salario mínimo compra 82% menos productos que en 1982.

–Sobreexplotación laboral: hoy trabajamos más y producimos más productos en menos tiempo; en 1976 de 8 horas de trabajo, 4.38 eran para el patrón y 3.22 para el trabajador; ahora, 7.47 son para el patrón y 0.13 para el trabajador.

–Desempleo permanente: cada año 6 millones de jóvenes buscan un empleo, pero solo 1 millón logra conseguirlo.

–Pobreza y miseria: el 41% de los trabajadores percibe ingresos que no le permiten adquirir la canasta básica y 80 millones vivimos entre la pobreza y la miseria.

En contraparte, tenemos al hombre más rico del mundo y a un grupo de 40 familias que tienen más riquezas que los 80 millones de pobres del país juntos. Es tiempo de cambiar la historia. Los trabajadores no debemos permitir más agresiones ni ataques a nuestros derechos laborales y sociales, pues acabaremos siendo más esclavos de los patrones y el gobierno.

En nuestras manos está la solución: expulsemos a los dirigentes corruptos y charros de nuestro sindicato y hagamos de él nuestro instrumento de lucha y defensa de clase; unifiquemos nuestras fuerzas y organizaciones formando nuevos sindicatos y uniones sindicales democráticas y representativas; promovamos la solidaridad y entendamos que la fuerza de los trabajadores radica en nuestra unión, planeemos y luchemos juntos.

            Juntos y organizados podremos vencer, separados y dispersos seremos nuevamente golpeados. Somos muchos más que el gobierno, los patrones y los charros sindicales, acabemos con ellos.

            Recordemos que nuestros derechos no son un regalo, sino una herencia de millones de trabajadores que lucharon por ellos, no humillemos a nuestros muertos dejando que nos los arrebaten sin luchar.

 

Detengamos la reforma a la Ley Federal del Trabajo, luchemos por mejores salarios, por el derecho a la libre sindicalización democrática e independiente y porun reparto más equitativo de la riqueza que producimos con nuestro trabajo.

 

Marcha independiente:

Domingo 1º de mayo 10:00 am.

Glorieta de la Normal al centro de la ciudad

 

MOVIMIENTO DE LOS TRABAJADORES DEMOCRÁTICOS E INDEPENDIENTES

 

1º De Mayo de 2011

0
comentarios
Ver comentarios