La Ley de Seguridad Nacional atenta contra la libertad de expresión

La libertad de expresión es un derecho y un deber que tenemos los ciudadanos para plantear las inquietudes y necesidades hacia nuestros representantes en el poder.

 

El jueves 21 salió la noticia de una nueva reforma a esta tan cuestionable Ley de Seguridad, y no logro entender cómo es que se llegó a promulgar la existencia de tal reforma, donde los movimientos sociales pueden ser reprimidos por los mismos militares. Pareciera que no importa la libertad de expresión, ya que si dan luz verde para tal flexibilidad, no importaría de qué movimiento se tratara, podría ser reprimido porque la ley lo permite.

La libertad de expresión es un derecho y un deber que tenemos los ciudadanos para plantear las inquietudes y necesidades hacia nuestros representantes en el poder. Lamentablemente no podemos dejar de lado la impunidad con la que se dan las represiones, nunca hay culpables y siempre existen excusas por más documentos y testimonios que demuestran las injusticias que se cometen.

Las fuerzas armadas y las policiales existen para protegernos. No queremos otro Tlatelolco, ¡Basta de impunidad y de injusticia! El pueblo también tiene voz y somos nosotros a quienes más nos afecta.

Leandro Gabriel Martinez Maríncola

 

0
comentarios
Ver comentarios