SÍGUENOS EN

Ediciones Locales

Muestran a Larrazabal recibiendo pagos de casinos

En tres videos y decenas de fotografías se muestran a Manuel Jonás Larrazabal, hermano del alcalde de Monterrey, que ha acudido en múltiples ocasiones a recibir pagos en casas de apuestas.

México.- El ataque al Casino Royale, el mayor del narcotráfico en México, ha destapado una cloaca de irregularidades y corrupción en torno a las casas de apuestas, que implican a poderosas personalidades.

 

En Monterrey, un escándalo está en puerta, pues mientras el alcalde Fernando Larrazabal emprende una ofensiva en contra de casinos a los que acusa de operar fuera de la ley, su hermano Manuel Jonás Larrazabal ha acudido en múltiples ocasiones a recibir pagos en casas de apuestas.

 

Como evidencia de lo anterior han quedado tres videos y decenas de fotografías.

 

En el material, revela el diario Reforma, se muestra que Jonás Larrazabal, de 53 años de edad, estuvo en al menos tres casinos de Monterrey en los últimos tres meses, en donde le es entregado fajos de efectivo por parte de los establecimientos.

 

En las grabaciones se muestra que la forma de operar del hermano del alcalde es similar: entra al casino, se dirige a una mesa de juego vacía al fondo del lugar, espera a su interlocutor, recibe los billetes, revisa los fajos y se retira.

 

Días antes al atentado al Royale, que dejó más de 50 inocentes muertos, dueños de diferentes casinos de Monterrey reportaron que estaban siendo extorsionados con amenazas de clausura e incluso hasta de incendiarles el local, pero por temor no lo denunciaron.

 

El diario destaca que los videos de Jonás –nombre que usa en su página de Facebook– documentan por primera vez lo que aparenta ser un cobro periódico a los casinos.

 

“De las tres grabaciones de Jonás la más reciente es del viernes 19 de agosto, apenas seis días antes del ataque contra el Casino Royale”, señala el rotativo.

 

En el material se ve a Larrazabal llegando a las 16:27 horas a un casino, de donde sale con el fajo de efectivo más grande de los registrados en imágenes de otras transacciones.

 

Está vestido con pantalón de mezclilla y una camisa desfajada de color celeste abierta hasta el tercer botón y con lentes de sol que cuelgan de una cadena.

 

Larrazabal llega al establecimiento y es conducido hasta una mesa de blackjack.

 

A las 16:32 horas aparece un hombre que lleva una caja negra y roja de un Nextel, lo saluda y se sienta a su lado, para inmediatamente proceder con la transacción:

 

El sujeto abre la caja, saca un grueso fajo de billetes y, frente a Jonás, los esparce en forma de abanico, como si se tratara de un juego de cartas.

 

Luego, Jonás asiente con la cabeza repetidamente, toma los billetes, los coloca nuevamente en la caja vacía, se despide y a las 16:33 horas se retira del lugar.

 

Se estima que la cantidad entregada fue de 400 mil pesos  y ya con el dinero en la mano derecha y una botella de agua en la izquierda, Larrazabal se dirige al estacionamiento y aborda su Nissan Sentra 2011 color gris, placas SNP-3283.

 

El diario destaca que dos meses antes, el 30 de mayo, un video muestra a Jonás en una operación similar en otra casa de apuestas, a la que llega a las 12:15 horas y en esta ocasión le entregan un fajo con menos billetes, que él toma y guarda en el bolsillo de su camisa.

 

Posteriormente, el 20 de junio, a las 15:38 horas, nuevamente se ve a Larrazabal en una mesa de juego recibiendo dinero en un casino en donde una persona le entrega billetes y luego de que los cuenta uno a uno (12), los mete a la bolsa de su camisa y se va.

 

Manuel Jonás instaló un restaurante modesto donde se servía comida típica de Oaxaca, de donde es originaria la familia Larrazabal, en 1995, en la colonia Nuevo Repueblo, señalan los archivos periodísticos.