jueves 25 de abril de 2019 | 10:12
Ediciones Locales

Grupos "neonazis" se hacen presentes en Puebla

Redacción SDPnoticias.com
COBERTURAS
vie 24 ene 2014 18:01
Grupos Grupos neonazis han experimentado un resurgimiento en algunas entidades como Puebla

De acuerdo con el periodista Jacobo Zabludovsky, su resurgimiento fue parte de la estancia de Felipe Calderón en la presidencia, a quien se vincula con los grupos radicales del PAN.

Puebla.- Mientras en el Distrito Federal el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa entrega una iniciativa en contra del antisemitismo para tipificarlo como una práctica discriminativa, en Puebla, los grupos de tendencia nacional socialista, que se llaman a si mismos "neonazis" hacen gala de presencia en la entidad.

Con una ideología racista y ultraconservadora, han llamado la atención de expertos y líderes de izquierda por la aparente libertad y anonimato con el que llevan a cabo sus actividades donde sus principales integrantes son jóvenes "socialmente inadaptados" que preteden la erradicación de ciertas minorías.

El caso de Puebla es emblemático, porque dentro de la gran cantidad de ciudades mexicanas, se ha convertido en el epicentro de reunión de estos grupos radicales extremos.

Desde el año 2006 esta clase de grupos han ido ganando adeptos y popularidad, algo que los sociólogos y politólogos consideran como relacionado al arribo a la Presidencia de la República de Felipe Calderón Hinojosa, durante el sexenio pasado y a quien se le ha vinculado con los grupos más radicales del panismo en México y quién no dudaba en anteponer sus propias creencias a las políticas del Estado.

El periodista Jacobo Zabludovsky ha señalado que altos funcionarios del gobierno calderonista, como Iván Peña Neder, fundaron grupos en diferentes ciudades mexicanas que se caracterizan por su conservadurismo: Puebla, Guanajuato, Guadalajara, que tenían el objetivo de conformar un partido nazi que gradualmente lograra gobernar al país mediante la militarización, la violencia y la religión.

Grupos a los cuales, en opinión del periodista, se le debería adjudicar la escalada de violencia que se vivió en el país durante el sexenio de Calderón y que aún es incontrolable.

Uno de los objetivos de estos grupos, es la comunidad LGBT, los judíos, los estadounidenses, los indígenas, los discapacitados e incluso las personas que provienen de las colonias populares, los llamados "nacos". Lo que todos los integrantes de dichos grupos tienen en común es que pese a sus diferencias socioeconómicas tienen un origen caucásico, de acuerdo con ellos mismos.

Su ideología es una mezcla de contradicciones políticas y símbolos que difieren entre ellos, pero que conforman una concepción que da sentido o sustenta su nacionalismo radical, pese a la relativa poca afluencia de integrantes con 200 ó 300 máxime.

De acuerdo con la socióloga Olga Flores, esta clase de jovencitos desadaptados son facilmente manipulables y no cuentan con bases sólidas sobre lo que son o de dónde provienen, características que facilitan que sean utilizados como carne de cañon y obtener posiciones de poder, cargos públicos o políticos o bien, intimidar a ciertos sectores de la población.

Su principal foro de difusión es el Facebook o las redes sociales, donde construyen sus propios canales de comunicación y dirigen sus mensajes entre sus miembros para acordar encuentros o la organización de eventos violentos que tienen como objetivo amedrentar a grupos que consideran "inferiores".

El peligro de estos grupos está en minimizar su presencia, porque son una bomba de tiempo que podría dispararse en cualquier momento y salirse de control, porque pueden reproducirse y actuar en perjuicio de ciertos sectores sociales, debido a que "son invisibles" para las atutoridades.

Con información de Imagen Poblana