PRI aprueba privatización de agua en Edomex

Legisladores del  Partido de la Revolución Democrática (PRD), opusieron rotundamente y advirtieron de posibles enfrentamientos sociales tras su aprobación.

Toluca.-  Legisladores de las comisiones unidas de de Recursos Hidráulicos, Gobernación y Puntos Constitucionales en el Estado de México, aprobaron el dictamen de ley que contempla que municipios y gobierno estatal puedan concesionar servicios de suministro de agua potable, drenaje, alcantarillado y tratamiento de líquidos residuales.

 

Dicha, iniciativa de Ley de Agua para el Estado de México, será puesta a consideración del pleno este jueves, donde se espera sea aprobada, como ocurrió en comisiones, con el voto en favor de los partidos Revolucionario Institucional (PRI).

 

En tanto legisladores panistas se abstuvieron, mientras que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que se opuso rotundamente y advirtió que tanto el partido y los municipios que gobiernan promoverán una controversia constitucional para impedir la privatización de estos servicios.

 

Por su parte, el diputado priísta Martín Sobreyra coincidieron en que la ley busca eficientar y mejorar el servicio y aumentar los niveles de recaudación por el consumo del líquido, lo que permitirá modernizar la infraestructura hidráulica de la entidad.

 

El agua dejaría de ser un servicio del estado para convertirse en un producto

Sin embargo el diputado por el PRD, Juan Hugo de la Rosa García explicó que dicha ley podría ser pieza de múltiples conflictos sociales ya que viola los tratados internacionales en los que se establece que todo ser humano tiene derecho al agua y el Estado está obligado a otorgar el servicio.

 

Esta reforma contraviene la ley nacional en la materia, así como concesiones que otorga la Conagua (Comisión Nacional del Agua), e invade esferas municipales, pues incluye la desaparición de organismos operadores de agua, alcantarillado y saneamiento de los ayuntamientos, comentó.

 

Además para el diputado por Nezahualcóyotl, confirmó que el agua ya no va a ser un servicio, sino una mercancía común y corriente; antes era un derecho por el que se pagaba y hoy va a ser una mercancía que se va a comprar.

0
comentarios
Ver comentarios