Promueve DIF consumo de soya entre pacientes en rehabilitación

El DIF estatal ofreció el taller de preparación de alimentos con soya a mamás y familiares de pacientes del Centro de Rehabilitación y Educación del Estado de Veracruz (Creever). La actividad fue impartida

Xalapa, Ver.- El DIF estatal ofreció el taller de preparación de alimentos con soya a mamás y familiares de pacientes del Centro de Rehabilitación y Educación del Estado de Veracruz (Creever). La actividad fue impartida gratuitamente por iniciativa de la presidenta del patronato del DIF estatal, Karime Macías de Duarte, con el fin de ofrecer mejores alternativas de nutrición a la población, principalmente a quienes viven en situación de vulnerabilidad.

En las acciones del Creever, la nutrición es la base del tratamiento, debido a que el paciente no puede seguirlo sin una buena nutrición. “Es imposible que con sobrepeso u obesidad la persona tenga buena capacidad para la hidroterapia o la mecanoterapia o poder desplazarse de manera correcta” explicó la encargada del área de Nutrición, Yadith Espinosa Mesa.

El paciente que no lleva una adecuada nutrición registra deficiencias, que se convierten en un padecimiento crónico privándolo de la energía para seguir todo el proceso de rehabilitación. Por lo tanto, es indispensable que el tratamiento que ofrece el Creever esté acompañado por una dieta balanceada y enriquecida con proteínas.

El primer taller de soya fue un acercamiento con los pacientes para compartir la forma de preparar recetas sanas y de bajo costo, pues con sólo 20 pesos se logra un guisado suficiente para la familia “y lo más importante, aporta nutrientes de calidad a nuestros pacientes” resaltó la nutrióloga.

Las asistentes fueron, en su mayoría, mamás de los pacientes, que en las consultas nutrimentales exponen sus dudas acerca de cuál es el alimento ideal para la dieta de sus hijos y de su familia en general.

Para dar respuesta, el Creever organizó el taller de preparación de alimentos a base de soya, ya que, además, es un alimento de fácil digestión. “En los pacientes se presentan diversos problemas de masticación, deglución y absorción intestinal. La soya es un alimento blando, de fácil digestión y posee un alto valor de proteína vegetal. Por estas características, es indispensable incluirlo en el menú de los pacientes” explicó la instructora.

Además es un alimento barato. Con él se puede elaborar recetas como chilaquiles guajillos, sardinas entomatadas, tacos de soya, ceviche de atún, entre otros, que sólo incluyen legumbres como jitomate y cebolla y la soya texturizada que se compra en semilleras, tiendas naturistas, mercados o autoservicios. Menos de medio kilo alcanza para toda la familia.

La nutrióloga invitó a las familias a que cada día traten de incluir una ración de todos los alimentos y consumir soya tres veces por semana en sus diversas formas de preparación. “Es una buena opción para obtener proteínas de origen vegetal y es nutritiva” concluyó.

0
comentarios
Ver comentarios