Que perder el olfato o gusto son posibles señales de mal de parkinson: especialista

El especialista asegura que una persona que padece de estos síntomas podría desarrollar en un futuro próximo Parkinson.

Francisco Jiménez Gil, Titular de la Clínica de Trastornos del Movimiento del Centro Médico de Occidente (CMO) del Seguro Social, que perder el olfato o el gusto son síntomas de una posible enfermedad de Parkinson: “Las manifestaciones que podrían detectar en forma pre clínica antes de que aparezca las manifestaciones motoras como temblor, movimiento, rigidez el trastorno de la marcha seria; uno que los pacientes tengan la persona tenga algún familiar con parkinson, que tenga constipación intestinal, que tenga disminución del olfato, que tenga depresión, trastornos del sueño ya sea exceso de sueño”.

Asegura que una persona que padece de estos síntomas podría desarrollar en un futuro próximo Parkinson.

PARA SABER:

El mal de Parkinson es un trastorno cerebral que lleva a que se presente agitación (temblores) y dificultad en la marcha, el movimiento y la coordinación.

Causas

El mal de Parkinson se desarrolla con mayor frecuencia después de los 50 años de edad y es uno de los trastornos neurológicos más comunes en los ancianos. En ocasiones, se presenta en adultos más jóvenes y afecta tanto a hombres como a mujeres.

En algunos casos, la enfermedad es hereditaria. Cuando una persona joven resulta afectada, generalmente se debe a una forma de la enfermedad que es hereditaria.

Las neuronas utilizan un químico cerebral, llamado dopamina, para ayudar a controlar el movimiento muscular. El mal de Parkinson ocurre cuando las neuronas del cerebro que producen la dopamina se destruyen lentamente. Sin la dopamina, las neuronas en esa parte del cerebro no pueden enviar mensajes apropiadamente, llevando a la pérdida de la función muscular. El daño empeora con el tiempo. Se desconoce la razón exacta por la cual las neuronas se desgastan.

El Parkinson en los niños, el cual no es muy común, puede ocurrir debido a que los nervios no son tan sensibles a la dopamina.

El término "parkinsonismo" hace referencia a cualquier afección que involucre los tipos de cambios en el movimiento observados en el mal de Parkinson. El parkinsonismo puede ser causado por otros trastornos (como el parkinsonismo secundario) o por ciertos medicamentos.

Síntomas

El trastorno puede afectar uno o ambos lados del cuerpo. La magnitud de la pérdida funcional puede variar.

Los síntomas pueden ser leves al principio. Por ejemplo, el paciente puede tener un temblor leve o una ligera sensación de que una pierna o pie está rígido y se arrastra.

Los síntomas abarcan:

Otros síntomas:

Pruebas y exámenes

Es posible que el médico pueda diagnosticar el mal de Parkinson basándose en los síntomas y en el examen físico. Sin embargo, los síntomas pueden ser difíciles de evaluar, particularmente en los ancianos. Los signos (temblor, cambio en el tono muscular, problemas para caminar, postura inestable) se vuelven más claros a medida que la enfermedad progresa.

Es importante que si padece alguno de estos síntomas acuda de inmediato con su médico de confianza.

 

 

 

 

0
comentarios
Ver comentarios