lunes 18 de junio de 2018 | 06:35
Ediciones Locales

SCJN otorga por primera vez amparo a futbolista por el caso Iguala

Redacción SDPnoticias.com jue 08 mar 2018 08:01
Los Avispones de Chilpancingo
Los Avispones de Chilpancingo
Foto propiedad de: Reporte índigo

La Corte concluyó que la CEAV no reparó correctamente el daño a un jugador de Los Avispones de Chilpancingo y no integró debidamente su expediente.

México.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó por primera vez un amparo a un joven afectado por el caso Iguala, quien era jugador de Los Avispones de Chilpancingo.

La Segunda Sala de la SCJN determinó que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) no hizo una correcta reparación integral del daño al joven ni integró de manera adecuada el expediente.

Los ministros concluyeron que “el mero hecho de que la CEAV otorgue un monto determinado por compensación subsidiaria a la víctima, no impide, en forma alguna la posibilidad de que las personas puedan combatirla a través de los medios de defensa conducente”, dice un comunicado de la SCJN.

La madre del afectado solicitó un amparo para que la CEAV dejara sin efectos la resolución del 11 de octubre de 2016, en el cual se aprobó 566 mil pesos por concepto de reparación del daño para los integrantes que viajaban en el autobús donde iba el equipo Los Avispones de Chilpancingo.

“La Sala consideró que la CEAV no lo integró debidamente en el caso concreto, pues era necesaria la existencia de un dictamen médico en tanto dicho es el que permitirá establecer el daño físico que sufrió la víctima directa desde que ocurrió el delito”, detalló la Corte.

El equipo de Los Avispones de Chilpancingo viajaba en autobús la misma noche que desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa, y el transporte al ser confundido por la policía de Iguala como parte de uno de los normalistas, este fue atacado.

Por los disparos resultaron varios heridos y tres muertos: el jugador de 15 años David Josué García Evangelista, el chofer del autobús Víctor Manuel Lugo Ortiz  y una pasajera de un taxi, Blanca Montiel Sánchez.

Con información de Reporte Índigo y Multimedios