viernes 22 de junio de 2018 | 02:17
Ediciones Locales

Identifican a dueño de Ferrari accidentado

Redacción SDPnoticias.com jue 01 mar 2018 19:40
Lo que quedó del Ferrari 458 Spider color rojo
Lo que quedó del Ferrari 458 Spider color rojo
Foto propiedad de: Especial

Alberto Sentíes habría vendido el vehículo deportivo hace un año.

México.- La Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero investiga bajo el delito de homicidio culposo por tránsito de vehículo el choque y volcadura del automóvil marca Ferrari luego de la muerte de dos de sus tripulantes.

Una persona se presentó ante las autoridades como presunta dueña del vehículo y declaró que el modelo deportivo es suyo desde hace un año, luego de que el empresario Alberto Sentíes -tristemente conocido como Lord Ferrari por mandar golpear a un conductor-, se lo vendiera. Además, de acuerdo con Reforma, el nuevo propietario señaló que un amigo suyo, una persona identificada como Iván “N”, era quien lo conducía al momento del accidente.

Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, señaló esta mañana que la FGE integró la carpeta de investigación 12020090500310260218 para indagar las muertes de Tatiana García Guzmán y Dayana Sánchez García, ambas de nacionalidad extranjera y fallecidas en el Hospital General de Chilpancingo tras recibir precaria atención médica.

Alrededor de las 20 horas del pasado lunes 26 de febrero el Ferrari 458 Spider rojo, placas PYU-57-55 de Morelos, chocó, volcó y se incendió a la altura del kilómetro 222 de la Autopista del Sol. Al lugar acudieron elementos de la Cruz Roja Mexicana y de Protección Civil para sofocar las llamas y atender a las personas heridas.

De acuerdo con testigos, el conductor del Ferrari fue auxiliado por los ocupantes de otro vehículo toda vez que también resultó herido.

Reclaman a víctimas

De acuerdo con el vocero del GCC, familiares de Tatiana y Dayana se presentaron en las instalaciones del Servicio Médico Forense  de Chilpancingo para reconocer a las jóvenes. Asimismo también establecieron contacto con la fiscalía de Guererro para iniciar el trámite legal de reclamación de sus cuerpos.