lunes 24 de septiembre de 2018 | 09:14
Ediciones Locales

VIDEO: Enrique Alfaro llama “cabrón” a ciudadano que lo cuestionó en la vía pública

Redacción SDPnoticias.com sáb 14 oct 2017 18:44
Foto propiedad de: Tomada de video

El alcalde de Gudalajara, Enrique Alfaro, se vio inmiscuido en un altercado verbal con una persona que lo cuestionó en un acto público.

El alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, insultó a Jorge, un ciudadano que lo increpó durante la entrega de las obras de renovación de la Unidad Deportiva 1 “José María Morelos que se ubica en la calle Pedro Celestino, entre José María Lozano y José Luis Mora, en la colonia El Mirador.

 

El ciudadano, que únicamente se identificó como “Jorge” insistía en acercarse al alcalde Enrique Alfaro, al tiempo que cuestionó a los policías que resguardaban el lugar: “usted vio cómo me estaba empujando, el presidente me dijo cabrón. El cabrón me dijo cabrón”.

Todavía en pleno alegato, Alfaro regresó a encarar al ciudadano, incluso retándolo a que lo golpeara.

“Si quieres golpearme, ven a golpearme. ¿Cuál es el problema?”, señaló el edil, a lo que Jorge respondió que "no quería golpearlo".

Enojado, Alfaro espetó al ciudadano diciéndole: “vete de aquí cabrón, no estés fregando”, mientras que un grupo de policías finalmente terminó llevándose al interlocutor.

Enrique Alfaro responsabilizó al Partido Revolucionario del incidente a través de su cuenta de Facebook, señalando: “Hoy el PRI llegó al extremo de enviar a una persona a agredirme directamente. No me hizo ninguna petición, no tenía nada que reclamarme. Llegó directamente a empujarme y a insultarme y pues eso ya es otro nivel que no puedo tolerar en silencio. Yo sé que una imagen como la que está circulando le conviene al PRI, es una imagen que han buscado obtener sistemáticamente, pero no les va a servir para nada, menos para mantenerse en el poder. El PRI ya se va”.

Por su parte, en comunicado, el PRI Jalisco negó tener que ver con este incidente:

“El PRI no envía a militantes a entorpecer las labores de Gobierno ni a enfrentar autoridades. En este caso es el libre reclamo de un ciudadano que debería ser respetado y atendido por el Alcalde sin importar si milita o simpatiza con alguna expresión política. Lo que no puede el Alcalde es estigmatizar a la sociedad”, señaló el texto.