Federación Mexicana de Futbol analiza caso de Tiburones Rojos: Javier Duarte

La Federación Mexicana de Fútbol analiza el caso de los Tiburones Rojos de Veracruz, aseguró el gobernador Javier Duarte de Ochoa al aclarar que el gobierno

El Lencero.- La Federación Mexicana de Fútbol analiza el caso de los Tiburones Rojos de Veracruz, aseguró el gobernador Javier Duarte de Ochoa al aclarar que el gobierno del estado es propietario de la franquicia y que el tema de los “adeudos” del equipo escualo es un asunto de particulares.

El mandatario insistió que el tema de los particulares está dirimiéndose en la Federación Mexicana de Fútbol y que será esa instancia la que determine si el Club Tiburones Rojos de Coatzacoalcos, hoy “Albinegros de Orizaba”, se traslade a jugar como sede definitiva al Estadio Luis “Pirata” de la Fuente.

Dijo que su gobierno tiene un compromiso con la afición veracruzana, a la que calificó como una de las mejores del país, y señaló que para no defraudarla, impulsará acciones para mantener el ánimo y el entusiasmo en el deporte profesional.

“Lo que buscamos es desarrollar un ánimo constructivo a través del deporte para que los jóvenes y los niños encuentren un ejemplo para poder desarrollarse como personas, como seres humanos, como familias. Queremos que los veracruzanos tengan un punto de encuentro en donde puedan gozar de un espectáculo sano, limpio, en el marco de las políticas públicas en materia deportiva”.

El gobernador Duarte insistió en que la franquicia “Tiburones Rojos de Veracruz” es propiedad del gobierno del estado y dijo que incluso él la compró siendo Subsecretario de Finanzas.

Recordó que cuando el equipo de Los Tiburones Rojos estaba jugando en primera división, la Federación Mexicana de Fútbol emitió una directriz en la cual todo equipo de primera división, para poder mantenerse ahí tenía que tener una filial en la Primera “A”, y Los Tiburones Rojos no tenían una filial de la Primera “A”.

Para que siguieran jugando en la primera división se buscó una franquicia de Primera “A” para poder mantener el equipo de primera. Fue ahí que el gobierno del estado compró a la familia Cantón Zetina, de Tabasco, la franquicia de “Lagartos de Tabasco” y se contituyeron “Los Tiburones Rojos de Coatzacoalcos”.

Después la FMF emitió otra directriz exigiendo ciertos parámetros para que los equipos de fútbol de Primera “A” pudieran jugar. Entonces se trasladó a Orizaba y se cambió la denominación de “Lagartos de Tabasco” a “Albinegros de Orizaba”.

Nuevamente la FMF dijo que tampoco podrían seguir jugando en Orizaba porque el estadio no reunía las condiciones y es ahí donde el estadio Luis “Pirata” Fuente se vuelve sede tanto de los “Tiburones Rojos” como de los “Albinegros de Orizaba” que eran los de la primera “A”.

El mandatario comentó que la solicitud a la Federación Mexicana de Fútbol es que el Club Tiburones Rojos de Coatzacoalcos, hoy Albinegros de Orizaba, se traslade a jugar como sede definitiva al estadio Luis “Pirata” de la Fuente.

0
comentarios
Ver comentarios