Secuestran y asesinan a líder transportista del Edomex

Martín Soto Rosales
Martín Soto Rosales (al centro).El Mexiquense

Martín Soto Rosales fue reportado como desaparecido desde el pasado 17 de julio.

México.- El pasado 17 de julio familiares de Martín Soto Rosales, líder de la organización de transportistas Servicios Colectivos Melchor Muzquiz (SECOMM), denunciaron ante autoridades del Estado de México su desaparición

17 días después de que fuera reportado su extravío, el cuerpo sin vida del líder transportista fue encontrado abandonado y con huellas de tortura, semi enterrado en un campo de nopales en el municipio mexiquense de Otumba.

Puedes leer: Policías viajarán en transporte público del Edomex para disminuir inseguridad

De acuerdo a lo informado por el portal noticioso local, A Fondo, fueron los propios familiares de Soto Rosales quienes identificaron los restos que se encontraban resguardando en el Servicio Médico Forense (Semefo) de la Fiscalía de Texcoco.

Fiscalía de Ecatepec desatendió denuncia por extravío

Según lo denunciado por los mismos familiares, al tener conocimiento de la desaparición de Martín, acudieron a la Fiscalía de Ecatepec para denunciar el hecho, sin embargo tuvieron que pasar 72 horas más para que el Ministerio Público levantara la denuncia. 

Recomendamos: VIDEO: Niño entra en pánico durante asalto a combi en Naucalpan

Reportes preliminares destacan que el cadáver del líder transportista fue hallado desde el pasado 24 de junio y desde entonces, la Fiscalía lo mantenía en calidad de desconocido.

El cuerpo fue identificado por familiares, quienes reconocieron los tatuajes que tenía, por  lo que autoridades ahora investigan lo ocurrido.

Lee esto: Amagan con suspensión de transporte público en Edomex por inseguridad

El diario La Jornada destaca que Soto Rosales se había caracterizado por las movilizaciones que realizaba en contra de la operación de los vehículos por medio de plataformas como Uber y Cabify en los municipios de la región del Valle de México, por considerarlos una competencia desleal.

Con información de A Fondo y La Jornada

0
comentarios
Ver comentarios