miércoles 19 de junio de 2019 | 12:55
Ediciones Locales

Miss Uruguay se habría suicidado por presiones de traficantes de personas

Karina H. Barrera mar 07 may 2019 00:07
En su país fue víctima de una red de prostitución VIP
En su país fue víctima de una red de prostitución VIP
Foto propiedad de: Tomada de video / Noticieros Televisa

Fatimith Dávila fue víctima de una red de prostitución VIP en Uruguay.

México.- La Procuraduría General de Justicia (PGJ-CDMX) capitalina investiga si Fatimith Dávila, Miss Uruguay 2006, cuyo cadáver fue encontrado el pasado jueves en una casa en la alcaldía Benito Juárez, se suicidó por presiones de una presunta banda de tratantes de personas.

Puedes leer: Ejecutan a conductor en Marina Nacional; hieren a niño durante asalto en Tláhuac

Una banda de tratantes de persona la habría traído a México 

De acuerdo con un reporte del noticiero En Punto, de Televisa, la reina de belleza aparentemente fue traída a México por una banda dedicada al tráfico de personas. Esa es la principal línea de investigación que sigue la Procuraduría, luego de que los peritajes determinaron el suicidio de la joven.

Puedes leer: Sacude a Uruguay muerte de Fatimih Dávila en México

La procuradora Ernestina Godoy señaló que Dávila fue víctima en Uruguay de ese delito, por lo que esa línea de investigación se sigue en México. 

En el inmueble de la calle Altadena, en la colonia Nápoles, alcaldía Benito Juárez desde la semana pasada no hay nadie. Se trata de una casa de alquiler.

En Uruguay fue víctima de una red de prostitución VIP

La procuraduría capitalina tenía ubicado el inmueble como un punto donde se había reportado la operación de escorts de nacionalidad extranjera y donde las contactaban vía telefónica.

También se busca al chofer que recibió a Fatimih, la llevó hasta el inmueble donde se instaló y que tenía las llaves del cuarto.La modelo fue víctima de una red de prostitución VIP en su país natal, argentina y chile y declaró en la denominada Operación Blanca.

El cuerpo de la Reina de Belleza 2006 sigue sin ser reclamado y permanece en el Instituto De Ciencias Forenses.