jueves 27 de julio de 2017 | 03:38
Ediciones Locales

Por orden de Laura Bozzo, desalojan albergue de perros y gatos en Santa María la Ribera

Redacción SDPnoticias.com
COBERTURAS
vie 29 nov 2013 11:41
Por orden de Laura Bozzo, desalojan albergue de perros y gatos en Santa María la Ribera Foto: Luis Carbayo / Cuartoscuro

Previo al desalojo, una organización constató que los animales estaban bien alimentados.

Elementos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y de la Secretaría de Seguridad Pública realizaron un operativo en la calle Cerrada de Chopo, en la colonia Santa María la Ribera para "asegurar" a animales que vivían hacinados.

Aproximadamente 100 perros y 20 gatos fueron encontrados luego de que en el programa de Laura Bozzo vecinos se quejaran de la casa y de la dueña del albergue, una señora llamada Olga.

Los animales fueron trasladados al antirrábico Luis Pasteur, ubicado en San Juan de Aragón en la delegación Gustavo A. Madero. La asociación “Mundo Patitas” denunció en redes sociales que durante el traslado los animales fueron tratados con violencia.

“Queremos recalcar que Mundo Patitas no avala ni fomenta el que en una vivienda se mantengan a tantos perros, pero hay de procedimientos a procedimientos, y el efectuado la noche de ayer y durante la madrugada de hoy, esta totalmente fuera de la Norma”, indicaron mediante un comunicado.

La dueña, una mujer llamada Olga, fue acusada en el programa de Laura Bozzo de acumuladora, zoofilica y hasta de comerse a los animales. Sin embargo, la organización “Mundo Patitas” señala que previo al desalojo verificó las condiciones en la que vivían los animales y constató que estaban bien alimentados pues la mujer era un protectora independiente con 20 años de labor.

“Mundo Patitas fue invitada al programa de Laura Bozzo, y muy a disgusto acepto asistir al reality que carece de credibilidad con el único objetivo de mostrar evidenciar las malas decisiones y estrategias del gobierno para "controlar" la sobre población de animales en situación de calle que obliga a muchos protectores a salvarlos del abandono llevándolos a sus casas; pero Laura no entendió razones y con gritos y sin ninguna consideración dijo que de Su cuenta corría que le quitaran a los perros... ¡Y ya lo logro!”.