Chiapas

Los cocodrilos, de 4 a 5 meses de edad, presentaban bajo peso y estrés.

México.- Elementos de la Fiscalía General de la República y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescataron un total de 39 crías de cocodrilo de la especie caimán de anteojos, las cuales eran transportadas de forma ilegal en una hielera de unicel.

De acuerdo con las autoridades, el rescate se dio gracias a una denuncia ciudadana, en la cual se alertó a la Policía Federal Ministerial, en Villaflores, Chiapas, del intento de traslado de las 39 crías de cocodrilo en un sitio de taxis. En el sitio nadie se hizo responsable de las especies.

"Se indicó que serían trasladados a través de un taxi del servicio público, pero que al llegar a la base de la línea de taxis, únicamente encontraron la hielera señalada en la denuncia, sin que ninguna persona se hiciera responsable”Fiscalía General de la República

A partir de esto la Fiscalía General de la República inició una investigación, por delitos contra la biodiversidad, vía la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo.

Además se notificó a la Profepa para el resguardo de los animales y sus cuidados correspondientes. Los cocodrilos fueron enviados a la UMA San Joaquín.

"Los ejemplares fueron trasladados a la UMA 'San Joaquín', la representación de la Profepa recibió la solicitud de dictamen pericial relacionado con los 39 ejemplares de caimán"Profepa

Cocodrilos rescatados presentan estrés y bajo peso

La Profepa especificó que los 39 ejemplares de cocodrilo presentaban bajo peso y signos de estrés por estar encerrados en la hielera. Por ende el personal de la UMA indicó que se necesitará un día para su manejo y tomar más datos sobre sus condiciones generales.

A pesar de esto, se previó que los ejemplares tienen una longitud de cerca de 30 centímetros y un peso de 80 a 150 kilogramos, por lo que tienen cerca de 4 a 5 meses de edad. La especie a la que pertenecen es caimán de anteojos (Caiman crododilus) la cual está bajo la categoría de Sujeta a Protección Especial por la norma mexicana.