Instalan plantón en sede de la ONU para exigir diálogo por conflicto en Amatán

Campamento en sede de la ONU
Campamento en sede de la ONU@cencos

Denuncian que el gobierno federal no ha intervenido para resolver la violencia paramilitar en ese estado.

México.- Integrantes del Movimiento por la Paz, la Justicia y el Bien Común (MPJBCA) y la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, Movimiento Nacional (CNPA MN), instalaron un campamento frente a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, para exigir al gobierno federal la resolución del conflicto de violencia paramilitar en Amatán, Chiapas.

A través de una carta pública, refirieron que “es lamentable y condenable que a 12 días del ataque policiaco paramilitar, el gobierno federal aún no intervenga para resolver de fondo el conflicto social existente, a pesar de los llamados de diversos organismos defensores de Derechos Humanos a realizar las investigaciones para esclarecer los hechos y llevar a los culpables materiales e intelectuales ante la justicia”.

Lo anterior luego de que el pasado 17 de enero, un grupo armado atacó el plantón pacífico que mantenían las organizaciones en la cabecera municipal de Amatán, y que como resultado se perpetraron los asesinatos de los activistas Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez Álvarez.

Instalan plantón en sede de la ONU para exigir diálogo por conflicto en Amatán

Acusaron al gobierno federal y estatal de no tener la más mínima sensibilidad social ni voluntad política para resolver el conflicto, y de estar coludidos con “el grupo caciquil” en Chiapas. “¿Va a ejercer su autoridad moral y presidencial el ciudadano López Obrador escuchando el llamado del Movimiento o pondrá por encima su turbia alianza con los caciques de Chiapas representados por Manuel Velasco Coello y Eduardo Ramírez Aguilar?”.

Asimismo, sentenciaron que ´”el gobierno federal será responsable de cualquier agresión física o psicológica contra miembros del movimiento puesto que los paramilitares siguen con su hostigamiento y amenazas de muerte”.

Una vez más, los integrantes del CNPA-MN enunciaron sus exigencia: diálogo con las autoridades federales y estatales; desmantelamiento de los grupos paramilitares; destitución de Manuel Carpio, presidente municipal; reconocimiento al Consejo Indígena de Amatán; y castigo a los responsables de los asesinatos de sus compañeros.

0
comentarios
Ver comentarios