miércoles 22 de noviembre de 2017 | 11:36
Ediciones Locales

Destruyen fondo marino del Parque Nacional Bahía de Loreto

Redacción SDPnoticias.com mié 28 jun 2017 13:02
Foto propiedad de: Internet

Una empresa dragó en un área que el plan de manejo de la zona marina protegida frente a Puerto Escondido; el recinto portuario fue vendido el año pasado a Hamann Company, pero se desconoce si ellos fueron los culpables.

Loreto, BCS.  Después de varias semanas dragar el fondo marino del Parque Nacional Bahía de Loreto, apenas ayer la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró las actividades que realizaba una empresa frente al recién vendido recinto portuario: Puerto Escondido.

 El dragado se realizó dentro del área marina protegida Parque Nacional Bahía de Loreto, en la zona marina II, zona de uso restringido, donde no se permiten actividades de dragado, y fue hasta dos meses después que la dependencia federal actuó. 

Las actividades que no se permiten de la línea de costa, sin la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); actividades de dragado y alteración del fondo marino.

 Justamente hace un año, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) anunció que una empresa de Estados Unidos, Hamann Company, compró por un total de 120 millones de pesos la marina de Puerto Escondido  y nueve predios en Loreto. Sin embargo, la Profepa no informó sobre la compañía que violó el programa de manejo del área marina protegida.

A unas horas de la clausura, el presidente de grupo Ecologista Antares (GEA A.C), Fernando Arcas Saiz, fotografió el severo daño que recibió la bahía y reprochó la inacción de las autoridades ambientales a través de su cuenta de Facebook dijo:

“Creo que las autoridades se pasan las leyes y reglamentos por donde mi abuelo se pasaba las tumbas etruscas. Según el Plan de Manejo del Parque Nacional Bahía de Loreto, está prohibido dragar dentro de sus límites. Pero alguien lo está haciendo en Puerto Escondido y no pasa nada”, expresó.

La Profepa determinó una superficie dañada de 858 metros cuadrados que originó un hueco con una profundidad de un metro aproximadamente. En un área cercana, donde se depositaban los desechos, la autoridad encontró cientos de ejemplares de especies marinas.