Surgimiento de izquierda anima elecciones en Canadá

Hasta hace apenas unos días, la elección del lunes parecía destinada a darle a Canadá otro mandato para el gobierno conservador.

TORONTO (AP) — Pero ahora el primer ministro Stephen Harper podría perder el empleo si las encuestas han predicho correctamente el repunte de última hora de la izquierda.

Los imprevistos avances del Nuevo Partido Democrático han puesto de cabeza los sondeos previos que predecían que los conservadores obtendrían suficientes votos para formar al menos un gobierno de minoría.

Ahora ha surgido un nuevo escenario en el que los nuevos demócratas y los liberales conseguirían en conjunto suficientes escaños para formar una coalición.

"Hemos tenido un terremoto aquí y todo está sucediendo muy rápidamente", dijo Nelson Wiseman, profesor de la Universidad de Toronto, después de que EKOS, una encuestadora privada, dio a los conservadores 33,7%, a los nuevos demócratas 28% y a los liberales 23,7%. Los encuestadores dijeron que habían consultado a 3.000 votantes con un margen de error de 1,8 puntos porcentuales. Desde entonces, una serie de encuestas diferentes han arrojado resultados similares.

Es un hecho sorpresivo, tanto por indicar que los conservadores podrían ser desbancados, como por predecir que los nuevos demócratas eclipsarían a los liberales, quienes a lo largo de la historia canadiense han sido el partido gobernante o el principal opositor.

El repentino cambio que reflejan las encuestas plantea otro escenario, aún más improbable: que los nuevos demócratas ganaran la mayoría de los votos y su líder, Jack Layton, una figura poco conocida fuera de Canadá, se convirtiera en primer ministro. Una encuesta publicada el jueves por The Canadian Press Harris-Decima puso al partido de Layton sólo cinco puntos porcentuales por detrás de los conservadores.

"Todo es posible ahora mismo. Podríamos tener una coalición liderada por los nuevos demócratas, podríamos tener una mayoría conservadora o incluso podríamos tener a los liberales por delante de los nuevos demócratas y una coalición liderada por los liberales", dijo Martin Lawrence, columnista político del periódico Globe and Mail.

Harper, en el poder desde 2006, ha ganado dos elecciones, pero nunca con mayoría. Sin embargo, a pesar de que su dominio sobre los 308 miembros del Parlamento es débil, ha logrado empujar a un país instintivamente de centro-izquierda hacía la derecha. Ha bajado poco a poco los impuestos empresariales y a las ventas, ha evitado legislación sobre cambio climático, respaldó a la industria petrolera contra el cabildeo ambiental, aumentó el gasto militar y extendió la misión militar canadiense en Afganistán.

"Vamos a aceptar cualquier mandato de la población canadiense, pero mi temor es que si tenemos un mandato minoritario, los otros partidos no lo aceptarán", dijo Harper.

Los tres partidos de la oposición sumaron 160 escaños en el anterior parlamento, mientras que los conservadores mantuvieron 143. Los liberales tenían 77, los nuevos demócratas 36 y el bloque quebequense 47.

0
comentarios
Ver comentarios