4 de diciembre de 2021 | 22:59
Internacional

Peces dorados se convierten en amenaza ecológica en lagos de Estados Unidos

Los peces dorados que han sido abandonados por sus dueños ahora ponen en alerta los lagos de Estados Unidos
Pez dorado
Compartir en

Los peces dorados se han convertido en una amenaza ecológica en lagos de Estados Unidos, debido a que una gran cantidad han sido abandonados por quienes eran sus dueños.

Autoridades de la ciudad de Burnsville, en Minnesota, advirtieron sobre las consecuencias de arrojar a peces dorados en lagos, ríos o retretes.

“¡Por favor, no suelte a su mascota en estanques y lagos!”

Ciudad de Burnsville.

Según compartieron en Twitter, los peces dorados crecen muy rápido, se reproducen en gran cantidad, destruyen las especies nativas y más.

Y es que los peces dorados se consideran animales domésticos y, de acuerdo con el comunicado, al ser liberados en agua dulce, se convierten en una especie invasora.

“Algunos peces de colores pueden parecerles a algunos una adición inofensiva al agua local, pero no lo son”

Ciudad de Burnsville.

Esto, porque al ser más que las especies nativas, los peces dorados destruyen su hábitat pues contribuyen a la mala calidad del agua al remover los sedimentos del fondo y arrancar las plantas.

Además, los peces dorados son capaces de pasar rápidamente a otros hábitat, según el Departamento de Recursos Naturales de Minnesota.

¿Por qué crecen los peces dorados?

El tamaño de los peces dorados puede variar considerablemente. En un tanque adecuado con un sistema de filtración apropiado, pueden llegar a ser bastante grandes.

Los peces dorados también pueden pesar hasta un kilo 800 gramos y vivir 25 años. Son resistentes y sobreviven en condiciones severas.

“Ayude a sus peces a encontrar un hogar. ¡La adopción de peces es algo real! También puede consultar entre aficionados a los acuarios”

Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos

Su mayor tamaño es similar al de las pelotas de fútbol americano y tan sólo en 2020 los trabajadores locales de Big Woods Lake en Chaska, sacaron del agua entre 30 mil y 50 mil peces dorados en un día.

Para evitar que los peces dorados terminen en lagos y ríos, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos recomienda ponerlos en adopción.