Apoyo de Barack Obama a matrimonios gays tendrá efectos políticos

En editoriales y análisis, algunos de los principales medios coincidieron en señalar que sin bien la declaración refleja la evolución no sólo de Obama sino de algunos estadunidenses, está servirá para

Washington.- El pronunciamiento del presidente Barack Obama a favor del matrimonio entre homosexuales podría tener implicaciones políticas adversas para su campaña, además tener un alcance limitado, considero hoy la prensa estadunidense.

La declaración, la primera de parte de un presidente en funciones, fue vista como un arriesgado gambito de cara a lo que apunta podría ser una cerrada contienda electoral, donde el tema ha probado ser polarizante.

En editoriales y análisis, algunos de los principales medios coincidieron en señalar que sin bien la declaración refleja la evolución no sólo de Obama sino de algunos estadunidenses, está servirá para energizar a votantes en ambos partidos.

Mientras "en la izquierda hubo júbilo", la declaración ofrece a Mitt Romney la oportunidad de llegar a más conservadores al reafirmar su rechazo a esta posibilidad, indicó en su análisis el diario The Washington Post.

El rotativo advirtió el riesgo de que la base de apoyo del mandatario se divida como consecuencia de su reposicionamiento, particularmente en el electorado afroamericano donde tradicionalmente el tema ha sido rechazado con firmeza.

En su principal editorial, el periódico confío igualmente que la acción pueda alentar a que más estados adopten leyes que confieran un trato igualitario a homosexuales y lesbianas, y en tal sentido "el liderazgo presidencial puede ayudar".

Sin embargo para The New York Times, el hecho de que Obama se haya pronunciado a favor de que sean los estados los que decidan el tema, hace que su declaración tengan un alcance corto en el terreno practico.

Recordó que la misma constitución determina que el matrimonio es un "derecho básico del hombre, algo muy preciado y frágil, para ser dejado en manos de los estados y el arrebato de las políticas partidistas".

Otros diarios como el USA Today anticiparon que el pronunciamiento de Obama tendrá poco efecto en determinar el curso final que adopte el país sobre un concepto que hasta años atrás era considerado radical.

"Cuando se trata de una opinión que importe, la mayoría apuesta que esta será la de los nueve magistrados (de la Suprema Corte de Justicia), no la del presidente de Estados Unidos", preciso.

El número de estados que han adoptado leyes prohibiendo las uniones entre personas del mismo sexo se elevó a 30 después de que los votantes de Carolina del Norte aprobaron el domingo una enmienda similar.

Otros como The Wall Street Journal estimaron que la declaración de Obama fue un intento del mandatario por insertar el tema en el debate electoral, y distraer la atención de la economía, que insistió será con todo el que determine en mucho el resultado de la elección.

"Quiza la campaña de Obama calculo que en una cerrada elección necesitará una base motivada y que esto alentará la votación de liberales y jóvenes en estados importantes como Virginia, Colorado, Nueva Hampshire y Nuevo México", indicó en su editorial principal.

El conservador matutino dijo que todos reconocen que el tema numero uno de la elección es la economía, "y por ello no es realmente posible que Obama pueda cambiar el tema, pero al menos puede dar a quienes especulan con rumores algo de que escribir".

0
comentarios
Ver comentarios