Tras 'semana negra' de Hillary, republicanos envalentonados ven posible triunfo de Trump

Trump. La ve posible.
Trump. La ve posible.AP

Una semana desastrosa de Hillary Clinton, con problemas de salud que se empeñó en ocultar y un comentario contra los seguidores de Trump que se le salió de control, dio renovados bríos a un candidato que hace apenas un mes ya era dado por muerto.

Estados Unidos.- Por primera vez desde el arranque de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, la mayoría de los republicanos consultados por el Caucus del portal Politico.com han señalado que creen que Trump ganaría la elección si estas se celebraran hoy, de acuerdo a información de dicho sitio de Internet.

El desastre de relaciones públicas por el que ha atravesado Hillary Clinton la última semana, que arrancó con un comentario que la candidata hizo contra una parte minoritaria de los seguidores de Trump -los extremistas y racistas, a los que llamó ‘deplorables’-, se intensificó después de los problemas de salud que sufrió durante un acto conmemorativo del 11 de septiembre y el video que se difundió en donde tuvo que ser asistida para ingresar a un vehículo, debido a que las piernas no le respondían a la candidata.

Luego de confirmarse que padecía de una neumonía "no grave", misma que la candidata excesivamente enfocada en preservar su privacidad ocultó, Hillary tuvo que quedarse en cama la mayor parte de esta semana, lo cual dinamitó la ventaja que todavía preservaba en varias encuestas.

A esto puede sumarse la hostilidad con la que Hillary es tratada por muchos medios de comunicación norteamericanos y a la exitosa visita que Donald Trump realizó a nuestro país y listo: los republicanos, envalentonados, ven posible al fin una victoria de la ex estrella de reality shows.

De acuerdo a un mando republicano del estado de Iowa, consultado por el portal político “(Hillary) tuvo la peor semana de cualquier candidato presidencial en mi vida adulta. Su salud y el comentario sobre los ‘deplorables’ la condenaron en este estado”.

Sin embargo, otros dirigentes republicanos de estados clave no están tan seguros de que las encuestas apretadas se vayan a traducir en una eventual victoria para Trump.

“En una elección apretada, la organización a ras de tierra importa. Y (el trabajo a ras de tierra) de Trump no existe”, señaló un republicano que actualmente está en Ohio.

0
comentarios
Ver comentarios