viernes 19 de julio de 2019 | 06:08
Internacional

Desplazamiento de géiser en la Falla de San Andrés habría advertido de sismos en California

Pablo López vie 12 jul 2019 14:53
Géiser en Estados Unidos
Géiser en Estados Unidos
Foto propiedad de: Peter González/UNSPLASH

La aparición de un géiser en el inicio de la Falla de San Andrés puso en alerta a la población.

Los fuertes sismos que se vivieron a finales de junio de 2019 en California pudieron haber tenido un antecedente en 2018. En noviembre de dicho año, habitantes del condado de Imperial, ubicando en el mencionado estado de la Unión Americana, advirtieron del movimiento de un géiser a través de la Falla de San Andrés.

Puedes leer: Terremoto de 7.1 abre enorme grieta en suelo de California

Esta fuente de agua (que contenía también lodo y dióxido de carbono), fue localizada en la región de Lago Salton, cerca del mencionado condado. El temor de los pobladores se dio porque es ahí donde comienza la Falla, el que un géiser haya aparecido ahí no era un buen indicio.

El movimiento significaba actividad en el subsuelo lo que resultaría en un posible megaterremoto. No obstante, Susanne Jänecke y geólogos de la Universidad Estatal de Utah señalaron que no había peligro en ese momento, al mencionar que de ocurrir, el sismo se llevaría a cabo en una zona alejada de cualquier población.

El géiser se mueve a lo largo de la Falla de San Andrés

Hay que mencionar que dicho géiser no se mantiene en un mismo lugar, se tienen datos de su desplazamiento a lo largo de toda la Falla de San Andrés desde 2008. En su momento, la gente de Imperial señaló que se movía unos 18 metros diarios, una velocidad superior a la registrada con anterioridad.

Recomendamos: La Falla de San Andrés sería responsable de un megaterremoto en Estados Unidos

Hasta el momento se estima que se ha movido unos 780 metros desde que se lleva el registro. Como mencionamos, esto es indicativo de que las placas tectónicas del lugar están en constante actividad; derivando en una serie de movimientos telúricos en 2018, y muy probablemente, lo sucedido en este 2019.

Hace un año, el jefe de bomberos de Imperial, señaló que todo parecía encaminado a un lento desastre. A pesar de ello, especialistas en la materia han reiterado en diversas ocasiones que no se debe de temer un megaterremoto en estos momentos.

Si bien no niegan que pueda pasar, esto se daría en varios años; muy probablemente en la zona sur de la Falla; cerca de la frontera con México, que es donde se registran los mayores picos de actividad.

Con información de Televisa y Science Alert.