miércoles 12 de diciembre de 2018 | 09:05
Internacional

Renuncia consejero económico de Trump en medio de polémica por posible arancel al acero

Redacción SDPnoticias.com mar 06 mar 2018 17:34
Foto propiedad de: AP Photo

Gary Cohn renunció como principal asesor económico del gobierno de Donald Trump por un aparente rechazo al plan de aranceles a las importaciones de acero y aluminio que la Casa Blanca buscaría imponer en los próximos días.

Estados Unidos.- El principal asesor económico del gobierno de Donald Trump, Gary Cohn, renunció este martes al cargo por su aparente rechazo al plan arancelario que la administración del republicano buscaría aplicar en los próximos días respecto a las importaciones de acero y aluminio. 

En un comunicado, la Casa Blanca confirmó la salida de Cohn y lo describió como un asesor extraordinario que ayudó a impulsar la histórica reforma fiscal aprobada en diciembre del año pasado por el Congreso estadounidense. Sin embargo, no especificó los motivos de su separación. 

Pero de acuerdo con la agencia AP, Cohn se habría hecho a un lado por su  rechazo al plan de aranceles de importación del 10 por ciento al aluminio y del 25 por ciento al acero. La propuesta, anunciada la semana pasada, formaría parte de la estrategia de "guerra comercial" planteada por el presidente, quien estaría justificando su aplicación como un asunto relacionado a la "Seguridad Nacional", al considerar que el control ejercido por China en ese mercado perjudica a los intereses de empresas y trabajadores estadounidenses. 

Ayer, el reconocido grupo de inversión Goldman Sachs señaló, a través de su analista Jan Hatzius, que el anuncio arancelario podría indicar que Donald Trump terminaría por inclinarse en favor de la salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). 

De acuerdo con un reporte retomado por la agencia Notimex, la propuesta de arancel impactaría de lleno en países considerados aliados por EU, como Canadá, México y miembros de la Unión Europea, quienes guardan una relación comercial prioritaria con la industria estadounidense. 

Esta tarde, en una breve comparecencia ante medios en la Casa Blanca, Trump aseguró que el plan busca proteger a las empresas y trabajadores estadounidenses y dijo que el mismo sería aplicado de una forma muy "amorosa", con la que la EU volverá a hacerse respetar por sus socios alrededor del mundo.