martes 20 de noviembre de 2018 | 06:40
Internacional

Muere el fotógrafo Franklin Reyes Marrero

AP mar 04 nov 2014 19:54
Foto: Moises Castillo / AP
Foto: Moises Castillo / AP
Foto propiedad de: Foto: Moises Castillo / AP

Reyes es el cuarto periodista de la AP que muere en cumplimiento de su deber este año.

Franklin Reyes Marrero, fotógrafo de la Associated Press en Cuba, falleció en un accidente vial cuando regresaba de una asignación en una zona al oeste de La Habana.

Reyes, de 39 años, regresaba el lunes a La Habana tras una asignación en el puerto de Mariel, tomando fotos para un reportaje sobre la economía cubana. Reyes al parecer perdió el control de su vehículo al resbalar en un tramo rústico de la carretera y chocar con otro carro que venía en dirección opuesta, dijeron funcionarios médicos y policiales. Añadieron que Reyes murió al impacto. Los dos ocupantes del otro vehículo fallecieron poco después. La identidad de éstos no fue divulgada.

Reyes es el cuarto periodista de la AP que muere en cumplimiento de su deber este año. En abril, la fotógrafa Anja Niedringhaus fue abatida a tiros por un policía en Afganistán, y en agosto, el camarógrafo Simone Camilli y el intérprete Ali Shehda Abu Afash murieron al estallar explosivos abandonados en la Franja de Gaza.

"Franklin Reyes era un miembro entusiasta y enérgico de nuestro equipo en Cuba, y estaba orgulloso de trabajar para la AP", declaró el presidente ejecutivo de la cooperativa noticiosa, Gary Pruitt.

"Era una parte integral de nuestro equipo en Cuba. Su pasión y profesionalismo eran ejemplares, y su energía, talento y simpatía serán recordados profundamente", dijo el director de fotografía de la AP, Santiago Lyon.

Entre otras asignaciones, Reyes ayudó a cubrir la visita del papa Benedicto XVI a Cuba y los estragos causados por el huracán Sandy.

"Franklin era inteligente, simpático, un excelente colega, periodista y fotógrafo", declaró Enric Marti, director de fotografía en Latinoamérica para la AP. "Sus fotografías expresarán su obra por siempre".

Los familiares de Reyes lo recordaron como un hombre de familia, dedicado a su esposa, Gricell Fernández Méndez, y a los demás parientes, a quienes solía regalar fotos panorámicas.

"Era un hombre excepcional, muy especial, buen hijo, buen esposo", dijo su suegra, Gricel Méndez.

Reyes nació en La Habana y comenzó su carrera en el almacén del diario estatal Juventud Rebelde. Como aficionado a la fotografía, tomó un curso dictado por la asociación de periodistas cubanos y empezó a trabajar profesionalmente poco después. El diario estatal lo envió a asignaciones en México y Venezuela, y las fotos que tomó en Venezuela fueron publicadas en un libro y colocadas en exhibición. Empezó a trabajar para la AP en el 2009.

Además de su esposa, a Reyes le sobreviven sus padres y un hermano.