España.- María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular respondió todas las preguntas sobre las acusaciones de corrupción hacia el partido.

“La contabilidad del PP es clara, transparente y limpia” menciona Cospedal.

Sin embargo, ofrece mil euros a cada español para que olvide el tema y centrarse en temas ‘más importantes’.

“Clara es también la oferta que hacemos a la ciudadanía: mil euros para cada español y aparcamos este tema para centrarnos en nuestro enemigo común, que es la crisis económica” sostiene.

Ante esto los periodistas le cuestionaron si estaba ofreciendo un soborno para evitar el tema, a lo que ella respondió que sólo es un incentivo.

“No es un soborno, es un incentivo económico para alcanzar la concordia social. Con mil euros te puedes comprar una bolsa Prada”, aclaró Cospedal.

Además hizo hincapié que el dinero ofrecido no saldrá del erario público.

“No saldrá del erario público, porque esto sería como robar al damnificado para indemnizarle con su propio dinero” concluyó.

 

¿Qué pasó con el PP?

 

El gubernamental Partido Popular español aseguró hoy que las retribuciones a los cargos y personal de la organización se realizaron "siempre conforme a la legalidad y cumpliendo las obligaciones tributarias", después de que un diario publicase hoy una supuesta contabilidad oculta.


"El País" publica hoy una supuesta contabilidad manuscrita de los extesoreros del PP Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas que refleja pagos a la cúpula del partido desde 1990 a 2009, incluido el actual jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, e ingresos por donaciones de empresas.


En respuesta, el PP negó hoy la existencia de esa "contabilidad oculta" e insistió en que sus cuentas han sido sometidas a la fiscalización del Tribunal de Cuentas.


El propio Bárcenas, en un comunicado remitido hoy a Efe, aseguró que en los años en que fue gerente y tesorero del PP nunca se hicieron pagos a dirigentes que no estuvieran recogidos en la contabilidad declarada oficialmente.


"En los años en que fui gerente y posteriormente tesorero del PP, nunca se llevó ni por mí ni por ninguna otra persona registro alguno de entradas o salidas de fondos distintos a los declarados oficialmente por el partido", afirmó el extesorero.


Bajo el título "Los papeles secretos de Bárcenas", el diario recoge un capítulo de ingresos (donaciones de empresarios, la mayoría del sector de la construcción) y otro de gastos donde, junto a las entregas de dinero a los altos cargos del partido, figuran otras partidas destinadas al funcionamiento ordinario del PP.


Entre los receptores de ese dinero, según la contabilidad manuscrita de Bárcenas y Lapuerta y de acuerdo a la información de "El País", figura desde 1997 Rajoy, así como la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sus antecesores en el cargo Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y Ángel Acebes, y los entonces vicesecretarios Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja.


Todos ellos, así como los principales empresarios que aparecen en el capítulo de donaciones, han negado a "El País" haber cobrado o entregado las cantidades que figuran en los documentos.


En un comunicado, el partido asegura que "desconoce los apuntes manuscritos" que publica "El País" y añade que no pueden reconocerse "en ningún caso, como contabilidad" de esta formación política.


El PP niega por tanto "el pago sistemático a personas concretas de retribuciones distintas de las incluidas en las nóminas mensuales" y subraya que éstas contaron siempre "con sus correspondientes retenciones fiscales y a la Seguridad Social".


Desde la oposición, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, dijo que es "gravísimo" lo que publica "El País", aunque abogó por esperar a las explicaciones que va a ofrecer Cospedal hoy en una conferencia de prensa convocada.


La semana pasada, el presidente del Gobierno español y del Partido Popular, Mariano Rajoy, anunció que había encargado una auditoría externa para investigar las cuentas de la formación política, después de estallar una polémica por las informaciones sobre cuentas en Suiza de Bárcenas, y el presunto pago de sobresueldos opacos a dirigentes de la formación.


Bárcenas está imputado en el caso conocido como "Gürtel" sobre corrupción, tráfico de influencias y blanqueo de capitales ligado presuntamente a cargos del PP, y que estalló hace cuatro años tras una operación coordinada por el entonces juez Baltasar Garzón.


Este mes se conoció que Bárcenas tuvo 22 millones de euros en cuentas en Suiza hasta que, en 2009, cuando fue imputado, traspasó parte del dinero a Nueva York, según informaron las autoridades helvéticas al juez español que investiga el caso.