lunes 15 de octubre de 2018 | 09:05
Geek

Reseña Videojuegos: Disputazo Político

Redacción SDPnoticias.com dom 04 sep 2016 14:45
Disputazo Político
Disputazo Político
Foto propiedad de: SDPlay

Ver pelear a los políticos nunca fue tan divertido.

Contrario a lo que se pudiera pensar, Disputazo Político no es el primero juego de SDPlay, en realidad es su segundo interactivo, el primero fue Epidemia Electoral, lanzado en 2015; eso es algo que hay que tener en mente, pues aquí atendemos a un desarrollo más complejo y elaborado que denota la evolución en el desarrollo, cosa que se ve reflejado en todos los aspectos de la obra.

El título que ahora nos atañe se inscribe dentro del género de peleas; aquí, distintas figuras del ámbito político mexicano arreglan sus diferencias de la mejor manera disponible, a golpes. En total tienes 9 peleadores a escoger , que comparten ciertos movimientos básicos como el desplazamiento y un combo unitario; pero diferenciados por sus atributos, así como ciertas habilidades especiales (los famosos "quintos" de otros exponentes del género), mismos que hacen referencia a la vida de las personalidades en las que se inspiran; por ejemplo, Andrés llama a una horda de manifestantes, mientras que Margarita recibe la ayuda de un hombre con lentes y de "baja estatura". A esto hay que sumarle que el equipo de desarrollo recogió algunas frases representativas de cada uno, mismas que se pueden oír durante el transcurso de la batalla.

Algo importante es que el diseño de personajes está en SD (Super Deformed), es decir, con cabezas gigantes y cuerpos pequeños; que va a tono con la temática paródica del juego. Lo cual también aplica para los escenarios; 3 en total, que recogen lugares icónicos de México, aunque enclavados en el centro del país, lo cual podría cerrar su identificación con usuarios de otras latitudes. Más allá de eso, los propios stages se convierten en un elemento a consideración durante los "debates" (forma en la que se le llama a los combates), pues cuentan con elementos que dañan a nuestro personaje, ya sea si caemos a un precipicio o un somos mojados por un chorro de agua, algo que vuelve un poco más estratégico el título, no sólo es emprender al ofensiva por que sí.

Todo esto se encuentra integrado en dos modos de juego: Debate Libre (Arcade) y Campaña, este último es la base de todo, tomando de manera literal su nombre. No sólo implica derrotar a todos los personajes del juego, significa sumar puntos de popularidad para volverte el candidato más fuerte para "La Grande", como si estuviera en una Campaña Política; a esto se suma un estadio social, mientras más usen los jugadores un personaje, este tendrá una mejor posición en el ranking de Facebook del juego; una vez más, remitiendo a la forma electoral. Sin embargo, si quieres pasar por alto esto último lo puedes hacer, a diferencia de otros juegos móviles, no es necesario que estés conectado de manera perpetua para poder jugar.

Estos modos sirven para juntar monedas que servirán para desbloquear a todos los peleadores y escenarios mencionados; de inicio sólo podrás tener acceso a un personaje.

Ahora bien, ¿Cómo se juega? El título trata de hacer una adaptación del control clásico de consolas y arade; del lado izquierdo del touchscreen se da el desplazamiento del personaje, mientra con los "toques" derechos, se ejecutan los distintos golpes. Esto hace el gameplay un poco más complejo que en otros interactivos móviles de peleas; pero nada que no se pueda solucionar con práctica. Aunque eso sí, como en varios juegos del género en móvil; la precisión no es del todo efectiva, cosa que das cuenta al momento de saltar o poner defensa, en el primer caso, la distancia no puede ser calculada del todo, por lo que en más de una ocasión aterrizarás en lugares no deseados, o caeras por lo mencionados abismos del los escenarios; en el caso de la defensa, habrá ocasiones en las que tu dispositivo no reconozca el comando, esto porque debes de dejar "presionada" la pantalla en su lado derecho, provocando que a veces te defiendas y a veces lances un golpe no deseado.

Fuera de lo anterior y de la falta de escenarios más allá del centro del país; Disputazo Político cumple de gran manera su cometido como juego móvil: entregar experiencias divertidas e inmediatas; puedes jugar una partida rápida mientras vas en el transporte a tu trabajo o escuela, o bien mientras esperas. Asimismo, no existen fallos reales en el desempeño, lo jugamos en las dos plataformas que está disponible (iOS y Android) sin notar una diferencia real, glitches o bugs desastrozos. Así que si siempre has deseado ver a tus políticos "favoritos" romperse la cara los unos a los otros o ver a tu "gallo" en los primeros lugares de popularidad, Disputazo es (por el momento) tu mejor oportunidad, te aseguramos que pasarás un muy buen rato. Ahora a esperar las actualizaciones, que prometen expandir la experiencia.