lunes 20 de noviembre de 2017 | 01:01
Gay

Médicos desmienten teorías de Arquidiócesis de México sobre comunidad gay

Redacción SDPnoticias.com mié 22 jul 2015 19:31

"La penetración no es la actividad preferente de los homosexuales. Es una muy desafortunada ignorancia. Se suponen inferencias muy gratuitas".

Luego de las declaraciones que la Arquidiócesis de México publicara en su semanario "Desde la fe", donde aseguran que la unión entre homosexuales implica un "riesgo que provoca daños a la salud física, psicológica y espiritual", dos expertos de la materia han levantado la voz en su contra.

Alexis Sorel, Coordinador de Democracia y Sexualidad, organización que trabaja a favor de la educación sexual, se manifestó en contra de las afirmaciones de la Iglesia Católica: "No hay ninguna relación entre asignar derechos y la salud pública", dijo.

Por su parte, el doctor Eusebio Rubio, Director de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, externó que las declaraciones de la iglesia están equivocadas: "El principal problema de la posición de la iglesia es un desconocimiento insultante de la realidad, que justifica la aceptación de ideas que no están en la realidad científica".

Y agregó que "el seguimiento de la vida homosexual en pareja, de la vida parental y de la los hijos, propios o adoptados ya ha dado claridad científica que la salud física y mental de la persona la pareja y la familia dependen de que sean funcionales, no de la orientación sexual".

Sorel, quien también es psicólogo especialista en educación sexual, se unió a las explicaciones argumentando que "un matrimonio consensuado, independientemente del sexo, no tiene por qué causar daño ni físico ni psicológico".

Y ya que la iglesia afirmó que el cuerpo humano no está diseñado para el coito entre personas del mismo sexo, porque, según el texto, en la práctica del sexo anal puede haber daño físico y exposición a infecciones, Rubio aclaró que "la penetración no es la actividad preferente de los homosexuales. Es una muy desafortunada ignorancia. Se suponen inferencias muy gratuitas".

Otra de las ideas del artículo de laArquidiócesis es que la mayoría de los homosexuales muestra "inclinación hacia un estilo de vida promiscuo", lo que vincula con la propagación de enfermedades de transmisión sexual. Pero en realidad, como explica Sorel, "no todos los hombres que tienen sexo con otros hombres son homosexuales, y el impacto en cuanto a contagio se está minimizando progresivamente".

Con información de Agencia AP.