miércoles 17 de julio de 2019 | 06:33
Gay

TOP 10 razones para creer que Shakespeare era gay

TOP 10 razones para creer que Shakespeare era gay William Shakespeare

Un día como hoy, pero de 1616 (según el calendario juliano), murió el más celebre de los escritores británicos, William Shakespeare, uno de los misterios jamás develados al 100 por ciento ha sido su orientación sexual.

A continuación 10 evidencias que según los expertos, sostienen la teoría de que William Shakespeare era homosexual: 

1. Shakespeare se casó y tuvo hijos, pero muchos investigadores advierten que era homosexual o bisexual; resulta que entre sus sonetos de amor, hay muchos dirigidos a hombres, en particular el número 20:

"La propia mano de la naturaleza te pintó un rostro de mujer / Y tienes, dueño y dueña de mi pasión, / de una mujer el corazón sensible, pero desconoces su mutabilidad".

Indican que los primeros 126 sonetos fueron dedicados a un joven varón a quien llamó "el dueño/dueña de mi pasión"; sólo en los últimos 28 sonetos la dedicatoria es para su "oscura dama". 

El joven del que se enamoró Shakespeare pudo haber sido Henry Wriothesley, tercer conde de Southampton, quien fuera su mentor. 

2. Amante travesti. Un supuesto retrato de Henry Wriothesley, dado a conocer a la opinión pública en el año 2002, parecía ser el de una mujer, por sus rasgos y vestuario femeninos, además de una inscripción en la parte trasera del cuadro que dice: "Lady Norton, hija del obispo de Wishon". 

El especialista  Alastair Laing, llegó a la conclusión de que se trataba de un hombre joven, soló que se trataba de un "dandy. Era algo perfectamente habitual, excepto por el arete y el cabello", señaló. Otros investigadores apoyan la teoría de Laing y advierten que la pintura corresponde al conde de Southampton, cuando tenía entre 17 y 20 años de edad. 

Pero para el catedrático Peter Holland, del Instituto Shakespeare de la Universidad de Birmingham, el retrato de Wriothesley no prueba nada sobre la supuesta homosexualidad de Shakespeare. "Parece un retrato muy normal de un joven muy a la moda pero no creo que haya dudas de que el escritor era bisexual ya que alguno de los sonetos estaban dedicados a hombres jóvenes, posiblemente a Southampton, pero no se debe olvidar que las nociones sobre la sexualidad eran diferentes en esos momentos y la palabra homosexual ni siquiera ", explicó. 

3. Tramas ambiguas. Para el famoso actor Sir Ian McKellen, de la saga del Señor de los Anillos, Shakespeare enviaba sutiles mensajes de amor homosexual entre líneas. Un ejemplo, según Sir Ian, es la relación entre los personajes de Antonio y Bassanio, de "El Mercader de Venecia".

"El mercader de Venecia, centrado en cómo el mundo trata a los homosexuales además de a los judíos, tiene un triángulo amoroso entre un hombre mayor, un hombre joven y una mujer. Y la complejidad de sus comedias con el travestismo y disfraces es inmensa. Shakespeare, obviamente, disfrutaba del sexo con los hombres además de con las mujeres", argumenta el actor británico. 

4. Sonetos. En los poemas que publicó John Benson en 1609, sin el permiso de Shakespeare, todas las dedicatorias son para "Mr. W.H."; se cree que esas iniciales pertenecían a Henry Wriothesley, o a William Herbert. De hecho, en otras obras aparecen ambos personajes como infieles al poeta. 

Se cree que además de haber estado enamorado del conde Wriothesley, Shakespeare también se fijo en Herbert, futuro conde de Pembroke, en ese entonces. 

Otra es la teoría del también celebre escritor británico Oscar Wilde, quien en su novela "El retrato de Mr. W. H.", afirma que los poemas estaban dedicados al joven actor William Hughes

Todos estos sonetos, se conocieron hasta 1780, cuando quedó manifestada la homosexualidad de Shakespeare. Luego hubo quien con fines editoriales, cambió los nombres de hombres por mujeres, para poder venderlos como poemas de amor heterosexual. Afortunadamente se conservaron las versiones originales, mismas que puedes leer a continuación: Sonetos Shakespeare

5. "'Os doy mi esposa, mi segunda mejor cama ...", escribió Shakespeare. Se sabe que a los 18 años de edad Shakespeare se casó con Anne Hathaway, de 26 años de edad, por que ella estaba embarazada de su primer hija, Susanna. Tuvieron dos hijos más, Hamnet y Judith. 

Cuando Shakespeare murió no dejo nada para Anne, sólo la "segunda mejor cama", con lo que se refería a la institución del matrimonio, en esa época se decía que la "mejo cama" estaba reservada para los huéspedes. Muchos interpretan esto como un gesto de desaire que Shakespeare dirigió hacia Anne y la trampa contra su libertad, que representó el matrimonio

La mayoría de los bienes fueron heredados por Susanna, Hamnet había muerto a los 11 años de edad y Judith estaba casada con un hombre que había embarazado a otra mujer, por lo que Shakespeare no quiso que ese hombre heredara mucho de sus bienes. 

6. Travestismo. Como sabrán, durante los siglos XVI y XVII, las mujeres tenían prohibido pisar los escenarios, bajo amenaza de pena de muerte. En las obras de Shakespeare los hombres muchas veces debían vestirse de mujer para interpretar los papeles femeninos. Los actores se besaban en el escenario y tras bambalinas, tenían romances homosexuales. Muchas actrices se quejan de que a las obras de Shakespeare les hacen falta personajes femeninos decentes. 

Al parecer, Shakespeare era muy abierto hacia la homosexualidad. 

7. Retrato "pin-up" de Shakespeare. En 2009 se descubrió un retrato de Shakespeare, que supuestamente habría sido mandado a hacer por uno de sus poderosos enamorados. A diferencia de otros de sus retratos conocidos, en este Shakespeare luce radiante, a la moda y muy atractivo; una versión sexy y "queer" del solemne dramaturgo. 

8. Acróstico en Hamlet. Se dice que el primer ejemplar publicado de Hamlet contenía un acróstico con el mensaje oculto: "Soy homosexual". 

9. Enrique VIII. En la obra Enrique VIII, el personaje del conde de Suffolk muere en los brazo del duque de York, para mucho esto es una clara alusión al amor homosexual, cuando se pasa de una ferviente amistad entre varones, a un tórrido romance gay.

10. Aquiles y su amante gay homofóbo. En "Troilo y Crésida", Shakespeare escribe que Aquiles tiene un amante masculino, Patroclo. Además el personaje de Tersites, acusa a Aquiles de ser una "prostituta masculina" aquejada por "una enfermedad putrefacta y lleno de vegijas pustulientas". 

Luego de estos 10 puntos a favor de la homosexualidad de William Shakespeare ¿qué opinas?¿era gay, bisexual o nada que ver?

Con información de Ragap