miércoles 19 de septiembre de 2018 | 03:02
Gay

Gays de Monterrey exigen disculpa pública a "estúpida" diputada del PAN

Redacción SDPnoticias.com
COBERTURAS
mié 26 mar 2014 10:58
Gays de Monterrey exigen disculpa pública a Diputada Blanca Lilia Sandoval de León

La Comunidad LGBT de Monterrey exige una disculpa pública a la diputada del PAN Blanca Lilia Sandoval, que acusó a una asociación de mantener un "prostíbulo" entre sus paredes. 

México.-  Luego de que la diputada local del PAN Blanca Lilia Sandoval, acusara a la asociación Acodemis de operar como un "prostíbulo" por las noches, miembros de la Comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) presentaron un escrito ante el Congreso del Estado de Nuevo León en el que exigen una disculpa pública de la legisladora. 

Para el activista Mario Rodríguez Plata, las declaraciones de la panista son francamente "irresponsables y estúpidas", pues a lo que Sandoval se refirió como "prostíbulo" es en realidad un centro de apoyo para los enfermos de SIDA.

Rodríguez Platas advierte que sólo se trata de un ataque más contra la comunidad LGBT, como los que en su momento llevaran a cabo las administraciones de Monterrey lideradas por Jesús Hinojosa y Felipe de Jesús Cantú, ambos del PAN. 

"Lo que está haciendo es criminalizarnos a todos los homosexuales, no a Acodemis, a todos, y dos, no es un prostíbulo, no conoce ella La Casita, que es un proyecto autosustentable de Acodemis..."

"Al momento de hacer eso ella en tribuna que es una declaración irresponsable y estúpida, por lo menos, está invisibilizándonos otra vez y haciendo que nos persigan como en los años ochenta cuando había convoy de su partido, con alcaldes de su partido, que reventaban las discotecas gays, están regresando esa época". 

Por todo esto, la Comunidad LGBT de Monterrey exige a la diputada Blanca Lilia Sandoval una disculpa pública y que retire la solicitud de revisión el permiso de uso de suelo de la asociación ante la Secretaría de Desarrollo Sustentable sobre el inmueble ubicado entre las calles de Washington y Diego de Montemayor, zona centro de Monterrey.

"Ella tiene la obligación ética y legal de demostrar su dicho, y la pregunta es, después de que pase todos esto, porque no es cierto lo que dijo: ¿nos va a pedir disculpas por las estupideces que dijo?", cuestionó Rodríguez Plata.

Con información de Milenio