Estilo de vida

Pelusa desprendida al lavar la ropa provoca graves daños a especies marinas

LavadoraSteve Buissinne / Pixabay

El aumento de pelusa provoca inflamación, deformidades y daños en las branquias de los animales marinos

La pelusa que se crea al lavar la ropa en la lavadora provoca daños severos a las especies marinas como el mejillón mediterráneo, asegura un estudio de la Universidad de Plymouth, en Reino Unido, publicado por la revista Chemosphere.

Durante su experimento, los investigadores sometieron a esta especie, cuyo nombre científico es Mytilus galloprovincialis, a diferentes cantidades de estas fibras microscópicas.

Los resultados demostraron que un aumento de pelusa provocó inflamación, deformidades y daños en los tejidos de las branquias.

También se detectaron atrofias en el hígado y, a nivel genético, un aumento significativo en las roturas de las cadenas de ADN en las células sanguíneas.

Los científicos reconocieron que no están del todo claras las causas precisas de los efectos, pero consideran probable que se deriven de las fibras mismas y de los químicos presentes en ellas.

Asimismo, señalan que es poco probable que los hallazgos se apliquen únicamente a la pelusa, ya que sus propiedades son consistentes con otros textiles y fibras que se encuentran comúnmente en las aguas residuales y en todo el entorno marino. Al respecto, el doctor Andrew Turner, autor principal del estudio, comentó:

"El lavado de ropa y otros textiles es una de las fuentes más importantes de microfibras sintéticas en el medio ambiente… Este estudio muestra por primera vez el daño que pueden causar, y es particularmente interesante considerar que no son solo las fibras en sí mismas las que crean problemas, sino también el cóctel de químicos más dañinos que pueden movilizar"Andrew Turner, autor principal del estudio

Awadhesh Jha, coautor del estudio y profesor de Toxicología Genética y Ecotoxicología, señaló que las especies de Mytilus suelen utilizarse para monitorear la calidad del agua en áreas costeras, por ello subrayó que los daños encontrado en este estudio son motivos de gran preocupación.

“Dada su similitud genética con otras especies y el hecho de que se encuentran en todo el mundo, también podemos asumir que estos efectos se replicarán en otros mariscos y especies marinas”

El estudio fue realizado por académicos de la Facultad de Ciencias Biológicas y Marinas y de la Facultad de Geografía, Ciencias de la Tierra y Ambientales.

Con información de ‘En Punto’ y vistaalmar.es