September 19, 2019 08:38


Malla Yuddha y Pehlwani: la lucha libre al estilo hindú

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

Firma:

Kartik Dhar

La lucha libre es un deporte por excelencia indio. Su historia comenzó en el siglo quinto antes de Cristo y ha sido detallado de forma explícita en el MallaPurana, un libro sagrado donde se habla de todas las técnicas y estilos de combate.

En este estilo de lucha libre se puede atacar, romper, morder, estrangular y ejercer el punto de presión, el cual muchas veces conduce al desmayo. Debido a la extrema violencia,  ya no se practica tal cual; aunque ahora los luchadores intentan solamente levantar a su contrincante por al menos 3 segundos para ser declarados vencedores.

En el Mahábharata se hace referencia al combate entre Bhima y Jarasandha,  así como en el Ramayana, cuando de Sugreev, Hermano del Rey Bali, derrotó a Ravana en un MallaYudha.

El Pehlwani es esencialmente un deporte rural. Actualmente está en una situación de riesgo debido a que con la popularidad de otros deportes como el cricket, los deportes tradicionales están cayendo en el olvido. La falta de interés por parte del gobierno hindú, la burocracia y los escasos recursos económicos han aumentado este problema a niveles extremos.

Los pehelwans (luchadores) viven una vida llena de austeridad; viven en los akharas, mantienen un entrenamiento riguroso y llevan un estricto régimen de alimentación.

El suelo donde se realizan las peleas está formado de una mezcla de aceite de mostaza, cúrcuma, manteca y leche. Todos los días se prepara el suelo para que los luchadores tengan un mejor agarre, de hecho, los peleadores untan la misma preparación en sus cuerpos antes de pelear.

El deporte es sobre todo popular en los estados de Delhi, Haryana, Varanasi, aunque Kolhapur y el centro de Maharashtra son los principales exponentes.

Muchos luchadores que no han tenido la oportunidad de hacer carrera en este deporte o no han sido expuestos a las peleas, terminan trabajando como secuaces para políticos locales, especialmente en la India del norte, o en trabajos de poca monta con agentes de cobro o recuperación.

0
comments
view comments