Estilo de vida

Estructura recién descubierta revela grandes secretos de la civilización maya

Monumento mayaReuters

Una investigación sobre el monumento descubierto sugiere que los mayas aparecieron mucho antes de lo que se piensa

El monumento maya más grande que se haya descubierto hasta el momento reveló grandes secretos de la civilización. La estructura, hallada recientemente en el sitio Aguada Fénix, de Tabasco, fue estudiada por dos profesores de la Universidad de Arizona en la Escuela de Antropología.

Construido hace unos mil u 800 años antes de nuestra era, sugiere que los mayas aparecieron antes de lo que pensábamos, además de que eran mucho más desarrollados. Esto, porque hasta ahora se creía que las pequeñas aldeas mayas comenzaron a aparecer entre el mil y el 350 antes de nuestra era, en lo que se conoce como el periodo Preclásico Medio.

Asimismo, al tener similitudes con el sitio olmeca de San Lorenzo, en Veracruz, pero sin piedra relacionadas con gobernantes y élites, como cabezas colosales y tronos, significa quizá que existía menos desigualdad social, además de un trabajo comunitario más marcado en los primeros días de los mayas.

"Siempre se ha debatido si la civilización Olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron independientemente. Este estudio se centra en un área clave entre los dos"Investigadores de la Universidad de Arizona

La extensa meseta y las grandes calzadas sugieren que el monumento fue construido para ser usado por muchas personas, pues en periodos posteriores hubo poderosos gobernantes y sistemas administrativos en los que se ordenó a la gente hacer el trabajo, pero aquí no hay evidencia de la presencia de élites poderosas. En consecuencia, sería el resultado de un esfuerzo en común.

"Es posible que no se necesite necesariamente un gobierno bien organizado para llevar a cabo este tipo de grandes proyectos. Las personas pueden trabajar juntas para lograr resultados sorprendentes", indica Takeshi Inomata, uno de los líderes del estudio, aunque informa que todavía hacen falta muchas averiguaciones antes de llegar a una conclusión.

Monumento mayaReuters