martes 23 de julio de 2019 | 09:42
Estilo de vida

¡A dormir mucho! La ciencia confirma que al que madruga, dios NO le ayuda

Karina H. Barrera jue 04 jul 2019 22:00
Dormir poco no es la clave del éxito
Dormir poco no es la clave del éxito
Foto propiedad de: Kevin Grieve / Unsplash

...y mucho menos a los que duermen un promedio de 4 horas diarias.

La actriz Jennifer Aniston, Tim Cook, C.E.O. de Apple, Michelle Obama, abogada y escritora… Cada vez son más las personas exitosas que señalan como pieza clave de sus logros las pocas horas que dedican a dormir. “Si ellos pueden, ¿por qué yo no?”, tal vez te has preguntado, para después, con mucho sacrificio, intentar emularlos y salir de la pobreza, pero ahora gracias a la ciencia, encontramos las razones para no volver a hacerlo.

Puedes leer: La mariguana podría ser una alternativa eficaz contra el dolor y el insomnio

Preocupa a médicos la creciente tendencia de dormir poco

Aunque los especialistas recomiendan dormir un promedio de ocho horas diarias, año con año diversos estudios revelan que nuestro tiempo en vela se incrementa, en gran parte debido al uso de dispositivos móviles e internet

Douglas B. Kirsch, un neurólogo y presidente de la Academia Americana de Medicina del Sueño, advierte que esta situación es profundamente preocupante, pues aunque algunas personas afirmen necesitar menos tiempo de sueño que otras, esto no sucede con todos ya que aun somos incapaces de controlar nuestros relojes corporales.

Dormir 4 horas o menos con regularidad provoca un tipo de discapacidad mental

En primer lugar, los tiempos de reacción y el rendimiento en las tareas cognitivas se desploman para quienes duermen entre cuatro seis horas, señala un estudio de la Universidad de Pensilvania y la Escuela de Medicina de Harvard, realizado en 2003.

Otra investigación, realizada por la Universidad de Chicago en 1999, monitoreó a un grupo que dormía solo cuatro horas por noche -cantidad común para quienes se levantan muy temprano- durante seis días seguidos

Los niveles de cortisol, la llamada hormona del estrés,  se dispararon rápidamente en los participantes, al igual que su presión arterial. Lo único que disminuyó fue su cantidad de anticuerpos, necesarios para hacer frente a las enfermedades.

Sumado a ello, otros médicos especialistas afirman que dormir regularmente cuatro horas provoca la misma discapacidad mental de estar despierto durante 24 horas: con afectaciones a la memoria, bajo desempeño y baja capacidad para tomar decisiones.

Los que despiertan antes del amanecer también tienen problemas

Tal vez tú sí puedes dormir las siete u ocho horas de sueño recomendadas por los médicos, pero si te levantas antes de que salga el sol, tu cuerpo sufrirá, ya que los humanos no están programados para mantenerse activos y alerta en las horas nocturnas.

Así lo explicó Lisa Medalie, especialista en medicina conductual del sueño en el Centro de trastornos del sueño de la Universidad de Chicago.

En conclusión: si retrasamos o aceleramos nuestro reloj corporal interno, podemos sufrir las mismas consecuencias que no dormir lo suficiente, un fenómeno conocido como trastorno avanzado de la fase de sueño-vigilia.

Con información de The New York Times.