Estados

Padres usaban a su bebé como vehículo de droga a Estados Unidos

Escondían droga debajo de la ropa de su bebé.@Fernando_cachis / Twitter.

Un policía de la ciudad de Tijuana reveló el modus operandi de unos padres para transportar droga.

Tijuana.- Fernando Sánchez Flores, policía de la ciudad fronteriza de Tijuana, compartió algunas fotografías que revelan el cruel modus operandi de unos padres para transportar droga a Estados Unidos.

La pareja, de la que el oficial prefirió no dar nombres, está acusada de meter droga a Estados Unidos escondida debajo de la ropa de su bebé y envuelta con hule a la altura de su abdomen, en los costados y en la espalda. En total eran tres paquetes negros de distintos tamaños pegados al cuerpo del niño. 

Usaban a su bebé como vehículo de droga

Según explicó el licenciado en Seguridad Pública, esta es una de las principales razones por las que la policía está forzada a revisar las carriolas, a pesar de que muchos padres de familia reaccionan de manera violenta a este tipo de situaciones.

"No te enfades si llegas a ver esta acción, este pequeño era utilizado por sus padres para transportar droga"
Fernando Sánchez Flores, policía.

No obstante, no se trataría de una técnica nueva, pues la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC) informó en su Informe Mundial de Drogas 2018, que 118 menores de edad fueron detenidos por contrabando de cannabis, heroína, metanfetamina y cocaína a través de la frontera de San Diego, Estados Unidos.

Estos son los motivos por lo que en algunas ocasiones los oficiales de policía nos vemos en la nesecidad de revisar carreolas de bebé, no te enfades si llegas a ver esta acción, este pequeño era utilizado por sus padres para trasportar droga. pic.twitter.com/IKZgCqPkOJ

— Fernando Sánchez Flores (@Fernando_cachis) December 3, 2019

 

Embarazada sufre muerte súbita; su organismo superaba 8 veces los niveles de cocaína

Lindsey Ann Hughes, una madre de seis hijos con historial de adicción a la cocaína y embarazada de su séptimo bebé, murió tras sufrir una afección cardíaca en la cocina de su casa, ubicada en el norte de Gales, Reino Unido.

De acuerdo con el forense Dewi Pritchard Jones, la mujer de 34 años podría haber superado sus padecimientos si en su pasado no hubiera existido un historial de adicciones que inevitablemente la llevaron a la muerte.