sábado 17 de febrero de 2018 | 05:31
Estados

Habitantes de Mexicali se oponen a construcción de cervecera; les quitaría el agua potable, denuncian

Redacción SDPnoticias.com mié 14 feb 2018 00:09
Foto propiedad de: Tomada de video

El argumento principal del rechazo a la cervecera es el alto consumo de agua por parte de la empresa, en una región donde miles de hectáreas se dejan de regar por falta de agua.

México.- La construcción de una cervecera en Mexicali, Baja California, ha provocado enfrentamientos con pobladores, quienes se oponen a la obra por el temor de quedarse sin suministro de agua potable, pues en esa zona llueve muy poco y los mantos acuíferos se consideran sobreexplotados.

El pasado 16 de enero, policías y opositores a la instalación de la planta cervecera Constellation Brands, se enfrentaron en Mexicali. El argumento principal del rechazo a la cervecera es el alto consumo de agua por parte de la empresa, en una región donde miles de hectáreas se dejan de regar por falta de agua.

En entrevista con el noticiero En Punto, de Televisa, ejidatarios del Valle de Mexicali aseguran que hasta 2007, cuando el gobierno de estados Unidos revistió de concreto un segmento de 37 km del canal Todo Americano, les llegaban 800 metros cúbicos de agua para regar sus tierras.

“Nosotros dependíamos al 100 por ciento del escurrimiento del canal todo americano […] Teníamos como 800 hectáreas abiertas al cultivo […] Nos dieron en la torre a nosotros […] y empezó a bajar el manto y se fue el agua […] Todo eso se dejó de sembrar y esta ensalitrandose porque la tierra aquí en Baja California cuando no la mueves la sal sube”, comentó Nasario Ortíz, agricultor del Valle de Mexicali.

Aseguran que desde 2015, cuando se concretó el proyecto para construir la planta en el Valle de Mexicali, aumentó la preocupación por el desabasto. Actualmente, de las 800 hectáreas del ejido sólo 60 son cultivadas por dos de los 85 ejidatarios, con agua de ejidos vecinos, que compran a quienes no pueden sembrar.

“Hemos hecho las gestiones ante quien no se imagina […] ha venido la gente de gobierno ha visto esta situación y (no hace nada)”, lamentó Nasario Ortíz.

Según la manifestación de impacto ambiental que sirvió para que las autoridades estatales aprobaran el proyecto, la cervecera necesitará 15 millones de metros cúbicos de agua de pozos del acuífero del Valle de Mexicali y 5 millones de metros cúbicos de agua superficial, que suman 20 millones de metros cúbicos de agua al año para su producción de cerveza.

“La referencia de 20 millones de m3 es la factibilidad, la factibilidad de poder disponer de hasta 20 millones de m3 […] pero nuestro proceso el consumo que se va a dar como tal es 7 millones de m3”, aseveró Jorge Burgos, de la compañía Cervecera BC, filial de Constellation Brands.

“Las metas fueron modificándose hasta finalmente quedar en una necesidad de 7 millones de metros cúbicos, los cuales esa cantidad se ha otorgado ya por la autoridad la factibilidad y la garantía”, agregó Burgos.

Ante ello, Gabriel Machado, agricultor del Valle de Mexicali, asegura que “la industria va a transformar por cada 3 litros de agua uno de cerveza es una huella hídrica muy alta”.

Los opositores al proyecto de la cervecera cuestionan también destinar agua para uso industrial sin antes resolver el abasto a varios municipios. Un dictamen de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), publicado en el diario oficial de la federación en abril de 2015, indica que el acuífero del Valle de Mexicali, declarado en veda rigurosa desde 1965, está sobreexplotado.

“La ciudad de Tecate, municipio que esta al norte de Mexicali, todo el municipio donde hay vida humana se lleva 4 millones de m3 de agua […] O sea, esta cervecera nada mas se lleva el doble de un municipio”, destacó Rigoberto Campos, integrante del Comité de Defensa Ciudadana del Agua.

El gobierno de Baja California asegura que la cervecera no representa menos agua para nadie, y que resolver el abasto de agua para el uso agrícola le corresponde a las autoridades federales.

Por lo pronto, los agricultores del Valle deben perforar más profundo para extraer el agua.

“Nosotros no nos oponemos a que vengan empresas […] pero que no sean empresas que vengan a darle al traste a una actividad y miles de familias que dependemos de la agricultura […] Un pueblo que esta en riesgo de producir alimentos es un pueblo que esta en riesgo”, advirtió Raúl García, agricultor del Valle de Mexicali.