jueves 15 de noviembre de 2018 | 01:56
Columnas

Blim, copia de Netflix, fracasará porque Televisa no entiende a los mileniales

@Beam lun 22 feb 2016 17:07
Foto propiedad de: Blim

Televisa ofrece "pan con lo mismo" en su nuevo servicio de streaming.

Este lunes el Presidente de Televisión y Contenidos de Grupo Televisa, Pepe Bastón, anunció con bombo y platillo la nueva plataforma de contenidos en línea de la televisora mexicana, llamada “Blim”.

Bastón, uno de los mandamases que conforman el Consejo de Administración de la televisora, hizo el anuncio esta mañana en el programa de Carlos Loret de Mola, Primero Noticias. Posteriormente, “Blim” se volvió trending topic en Twitter.

Es mi opinión que Blim, iniciativa que parece un último y desesperado intento de capturar al publico de los “millenials” en México, EU y AL, estará destinada al fracaso, por las siguientes razones:

Una pobre oferta de contenidos: ¿como van a competir Televisa y sus asociados contra series que aparecen en Netflix, cable, TV satelital  y otras ofertas de streaming? Netflix tiene “Orange is the New Black”, “Club de Cuervos” y “House of Cards”. Televisa tiene... ¿Mojoe? ¿Incógnito, con Facundo? ¿La Hora Pico? ¿La Parodia?. Y no hablemos de su oferta de cine. En este momento, Blip tiene “estrenos” como “La Primera Noche”, “El Padrino Parte III” y “La Chilindrina en Apuros”, mientras que Netflix tiene cintas que estuvieron hace 3 o 4 meses en cine, como "Snowpiercer" y "Sin Escape".

Costo: el servicio de Blim cuesta 109 pesos por mostrar contenidos en dos dispositivos, mientras que Netflix tiene costos que van desde 89 pesos por un dispositivo en definición estándar y 2 en definición HD por 99 pesos. ¿No pudo Televisa, con todo el poder que tiene y su posición de empresa advenediza en el mercado de los contenidos por streaming ofrecer un precio más competitivo, sobre todo en un país como en México, en donde los ingresos son bajos?

Contenido original y exclusivas: si el contenido “original” de Televisa consiste en versiones en streaming de programas malones como el Noticiero Televisa Deportes, “Mojoe” y las inescapables telenovelas, no dudo que logren interesar a personas de 40 años o más. Los mileniales seguirán consumiendo contenidos en Netflix, Youtube o Vine. Cada vez son menos los veinteañeros y adolescentes que les interesa ver telenovelas, situación que ha puesto en un serio aprieto a la empresa de Emilio Azcárraga.

La mala imagen de Televisa entre usuarios de redes sociales: si la apuesta de “Blim” es pagar a youtubers y viners una fuerte cantidad de dinero para que hagan contenido original, podríamos ver una vuelta a escenarios que vimos cuando la televisora se hizo de los servicios de “talento” como Víctor Trujillo y otros, quienes de tener una imagen de anti-sistema pasen a ser vistos como “vendidos” y a ser repudiados principalmente entre el público joven que tan desesperadamente busca la televisora. Es una apuesta perder-perder tanto para Televisa como para el talento en cuestión (excepto en las cuestiones económicas de estos últimos, claro está).

Demasiada competencia: Blim no solo competirá con Netflix; también está Claro Video, de Slim; Youtube, que cada vez cuenta con más contenido original; sitios piratas de streaming, que hay varios; sin olvidar que Amazon ya llegó a México y no es descabellado que pronto tengamos el servicio de Prime Instant Video en nuestro país. Demasiada y muy dura competencia para un servicio que llega tarde a la fiesta.

Por estos motivos considero que Blim está condenado a ser un doloroso fracaso para Televisa. Existen otros motivos (el servicio no está disponible aún en EU, hay quejas en redes sociales de que no existe app de Blim para cajas como Roku y otros modelos de televisiones inteligentes), pero el principal puede reducirse a una cosa: simplemente, Televisa no entiende a los mileniales.