sábado 15 de junio de 2019 | 10:38
Economía

Fitch etiqueta a Pemex como "bono basura"; Hacienda expresa fuerte desacuerdo

Liz S. Flores jue 06 jun 2019 17:59
Foto propiedad de: Joaquín Sanluis / Cuartoscuro

Pemex no debería continuar invirtiendo en el negocio de la exploración y producción, según Fitch.

México.- Fitch rebajó la calificación a Petróleos Mexicanos (Pemex) a “bono basura” -es decir, en grado especulativo-, acción que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señala como desafortunada y sobre la que expresa un fuerte desacuerdo.

Puedes leer: Pemex rompe trayectoria negativa y presume resultados positivos

La calificadora degradó la nota de largo plazo a BB+ desde BBB- en moneda local y extranjera tan solo un día después de que hiciera lo mismo con la calificación soberana de México, en ese caso, de BBB+ a BBB.

Fitch justifica la baja en la nota de Pemex debido a un aumento del riesgo para las finanzas públicas y el deterioro del perfil crediticio a la empresa productiva del Estado. Este cambio negativo aplica a 80 mil millones de dólares en circulación de acciones.

ECONOMÍAPemex la rompe: Reporta por primera vez resultados positivosLIZ S. FLORESjue 06 jun 2019 15:45

Pemex no debería continuar invirtiendo en el negocio de la exploración y producción, según Fitch.

Puedes leer: Deuda de Pemex aumentó 147% durante sexenio de Peña Nieto

Hacienda expresa fuerte desacuerdo

La Secretaría de Hacienda consideró como desafortunado “que la agencia Fitch Ratings penalice doblemente el balance financiero del país” y, a nombre del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, expresó su “fuerte desacuerdo”.

Por otro lado, reconoce que Fitch estabiliza la perspectiva de riesgo país de negativa a estable.

Compara calificaciones de Fitch con Moody's

Hacienda subraya que la agencia Moody's ratificó la calificación soberana de México por encima de Fitch y modificó la perspectiva de estable a negativa estableciendo una línea de tiempo de 18 meses.

Finalmente, Hacienda subraya que la deuda de México se mantiene cómodamente en grado de inversión.