domingo 19 de mayo de 2019 | 02:38
Economía

Bebidas vegetales inducen a publicidad engañosa para parecer leche: Profeco

Alberto Rodríguez vie 10 may 2019 14:31
Foto propiedad de: Hilda Ríos / Cuartoscuro

El organismo recalcó que casi ninguno de estos productos tiene las mismas proteínas que los productos lácteos.

México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) advirtió que algunas empresas venden bebidas vegetales con información inexacta que las hace parecer leche, lo que puede confundir a los consumidores, además de que sus componentes nutricionales son muy distintos y, en no pocos casos, mucho menores.

Las dietas suelen variar según la generación y la época, y en los últimos tiempos se observa que muchas personas abandonan los productos lácteos por motivos de salud, convicciones personales e incluso creencias religiosas. Sin embargo, resulta muy difícil sustituir los nutrientes propios de la leche de vaca, pese a que existen en el mercado varios productos diseñados para tal fin.

La Profeco analizó decenas de productos elaborados a base de almendra, arroz, avena, coco, y soya, y encontró que, en el caso de las de coco, los envases suelen incluir en su etiqueta la leyenda “coconut milk”, una información incorrecta.

“Aunque en el idioma inglés, especificamente en los Estados Unidos, el concepto ‘Coconut Milk’ se refiere al alimento líquido de coco, en México este nombre puede causar confusión pues su traducción exacta es ‘Leche de coco’”.

Bebidas vegetales son más caras que la leche

Por otro lado, el análisis también deja ver que los precios de estos productos en muchas ocasiones duplican el de la leche de vaca. Por citar un ejemplo, las bebidas de soya pueden costar entre 28 y 47 pesos por litro, mientras que los de avena varían entre 20 y 46 pesos, y un litro de leche de vaca puede conseguirse por menos de 20 pesos.

El estudio de la Profeco concluyó que muchas bebidas contienen una cantidad de proteína menor al de la leche de vaca, salvo en el caso de las bebidas de soya, donde el contenido es casi el mismo. Además, las bebidas deben adicionar calcio a su fórmula, pero la leche no lo requiere.

Finalmente, el contenido de azúcar en estas bebidas puede llegar a 3 por ciento, si bien en algunos casos no se les ha agregado el componente en su fórmula.