Arranca el Derby de Kentucky

Ritmo trepidante. Día bochornoso. Uno de los lotes de competidores con mayor capacidad y talento en años. 

 

Un guiso sabroso con todos los ingredientes para un imprevisible Derby de Kentucky.

Los 20 potrillos que participarán en la carrera del sábado tienen tantos atributos que el invicto Gemologist es apenas el tercero en la lista de los favoritos.

En cualquier otro año, el potro estaría en boca de todos. Este año, los favoritos Bodemeister y Union Rags acaparan el centro de la escena.

Algunos competidores muy talentosos podrían tener amplios márgenes en las apuestas: 12-1 para I'll Have Another, o 15-1 para Take Charge Indy, cuyo jinete Calvin Borel ha ganado dos veces en cinco años con potrillos que parecían tener escasas posibilidades.

"Es el mejor lote que he visto en mucho tiempo", dijo el entrenador D. Wayne Lukas, ganador de cuatro Derbys. "Estuve cabalgando al lado de algunos de ellos, y les digo que es un lote de primera".

Lukas entrena a uno de los que tienen menos posibilidades: Optimizer, de 50-1.

"La historia nos dice que no puedes excluir a nadie", dijo Todd Pletcher, un ex ayudante de Lukas que tiene a dos caballos en el Derby, incluido Gemologist. "Ha habido ganadores en los últimos años que estaban muy abajo en los pronósticos de todos".

Algunos de los competidores con más posibilidades —por ejemplo, Hansen— tienen las mejores posibilidades cuando siguen el paso. Pero su situación se complica debido a la presencia del bólido Trinniberg, que podría imponer un paso excesivo para cualquier animal dispuesto a seguirlo.

Si los primeros tramos de la carrera de una milla y un cuarto son lo suficientemente rápidos, esto podría favorecer a los atropelladores de los últimos tramos como Dullahan, Daddy Nose Best o I'll Have Another.

Bob Baffert, tres veces ganador del Derby que entrena al favorito Bodemeister (4-1) y a Liaison, dice que es "uno de los Derbys más peleados en los últimos 10 años".

"He venido con caballos realmente buenos, eran el mejor caballo, pero les ganaron", dijo en alusión a Lookin At Lucky, el favorito de 2010 que quedó apretado contra la baranda y terminó sexto. En 2001, su favorito Point Given finalizó quinto.

"No quiero hacerme demasiadas ilusiones. Mi hijo Bode no quiere hablar de eso", dijo.

El tocayo de Bodemeister, de siete años, está preocupado. Al saber que el potrillo correría en el Derby, preguntó a su papá: "¿Qué pasa si pierde?"

"Es una presión adicional sobre mí para asegurarme de que corra bien", dijo Baffert, quien sufrió un infarto en Dubai en marzo.

Bodemeister, con la monta de Mike Smith, va a las gateras con el peso de 129 años de historia encima. El último caballo que ganó sin haber corrido a los dos años fue Apollo en 1882.

Union Rags, el segundo favorito (9-2) montado por Julien Leparoux, es el mejor animal que el entrenador Michael Matz ha llevado al Derby desde que ganó con el invicto Barbaro en 2006.

"Tuve suerte una vez", dijo. "Es difícil creer que uno pueda tener suerte dos veces".

0
comentarios
Ver comentarios