Columnas

Slim y la vacuna. Héroe nacional será si manda a López-Gatell a Telcel Timbuktu

Carlos SlimEspecial

López-Gatell presume de haberlo hecho todo tan requetebién; entonces, ¿por qué nos está yendo tan requetemal con el Covid-19?

Tombuctú​, apodada «la ciudad de los 333 santos»; Gatell sería el 334.
Próximo folclor popular
«Apúrense, ya cierren el acuerdo»
Carlos Slim
«El acuerdo se hace entre AstraZeneca y la Fundación Carlos Slim, y el apoyo del Gobierno con el canciller Marcelo Ebrard fue muy importante al interesarse por la vacuna y disminuir el riesgo de la Fundación al poner adelantos»
Arturo Elías Ayub

Luego de que en las últimas 24 horas la SSA nos notificara de 627 nuevos decesos por el Covid-19, México ya supera los 505 mil casos confirmados y las 55 mil muertes.

Pero, no obstante estas cifras, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que contrario a las percepciones de algunos medios de comunicación y analistas políticos, él todo lo ha hecho bien y que el gobierno federal se preparó desde el 3 enero para enfrentar la pandemia. Curioso que, habiéndolo hecho tan bien —y, para citar al clásico, estando tan requetebién—, nos esté yendo tan requetemal... Un complot, sin duda.

Menos mal que Argentina y México (mediando una negociación exitosa, gracias nuevamente a la labor del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard) alcanzaron un acuerdo con AstraZeneca y la Universidad de Oxford para producir y distribuir entre toda la población la vacuna contra el coronavirus.

Y la encargada de financiar todo este proyecto es ni más ni menos que la Fundación Carlos Slim, la cual está tomando un riesgo económico, perder una suma muy importante de dinero (se desconoce el monto) invertido en la producción —que ya se está dando—, en el caso de que la vacuna no pase de la fase 3 y no sea aprobada por la FDA en EU y la Cofepris en México. Todo ello, aparentemente, con tal de salvar cientos de miles de muertes en los países latinoamericanos.

Por eso, ahora que contemplemos hacer de Slim un héroe nacional (mientras que el empresario considera ya muy seriamente hacer de Ebrard su candidato para la grande en el 2024), sin duda los mexicanos cerraríamos ese pacto si el magnate nos garantizara que inmediatamente ordena, igual que lo hizo para «apurarse y cerrar» el acuerdo con AstraZeneca, mandar a López-Gatell a despachar en la sucursal de Telcel Timbuktu. Ahí sí, para que vea, ingeniero Slim, toda la población mexicana le estaría eternamente agradecida.