El ‘puto amo’ Messi venció al ‘hocicón’ Mourinho

… y durante tres cuartas partes  del partido, del tercer clásico de la liga española en instancias semifinales de Champions entre el equipo catalán y el madrileño, el fútbol ratonero del Real Madrid, comandado por el “mejor director ténico del mundo", Pepe Mourinho, parecía volver a doblegar, o al menos a doblar, al Barcelona.

El equipo de Mourinho, al que Guardiola llamara en un ataque de exasperación “puto jefe” y “puto amo” jugó a lo único que sabe jugar a pesar de contar con tipos como Cristiano y Özil en sus filas: a no querer el balón, a mandar a Pepe a tirar patadas y leñazos, a echarse atrás y esperar una genialidad de CR7 para resolver el partido de la misma manera como resolvieron la final de la Copa –rota- del Rey.

Pero el veneno de Mourinho esta vez fue neutralizado por el antídoto de Pep Guardiola y del Barça. Si una defensa es férrea y ruda, hay que hacer acompañamientos y paredes. Si incluso esto falla, una genialidad es lo que puede resolver las cosas.

Y Messi fue el indicado. Un tipo como el argentino puede jugar uno, quizás dos partidos malos. Pero es peligroso pensar que una baja de juego equivale a tenerlo neutralizado. Y al final, la aburridísima puesta en escena del laureado director técnico portugués se derrumbó víctima de dos severísimas dosis de cuero argentino-catalán en la meta de Casillas. Una, producto de una jugada en equipo, la otra, en una genial jugada de Messi, la cual humilló a 7 defensores, un guardameta y a un “genio estratega” del fútbol.

Ese segundo gol de Messi, como bien pontificó mi amigo @LaPetiteMachine en su cuenta de Twitter, nos recuerda de vez en cuando - solo a veces -, el fútbol es un arte.

Para quienes somos parte del antimadridismo, el rostro desencajado y derrotado del usualmente arrogante Mourinho bien valió una copa. El ver al Madrid derrotado en casa, arrodillado, con 10 hombres en la cancha y Mourinho expulsado y lloriqueando en la rueda de prensa posterior al partido, fue simplemente la cereza en el pastel.

Eso te pasa por hocicón, Mourinho. Por lo pronto, Messi y “Pep” siguen siendo “los putos amos”.

0
comentarios
Ver comentarios