De acá para allá. El PRIAN y la sucesión presidencial con candidatos blanquiazules inflados

FCH y EPN
Felipe Calderón y Enrique Peña... ¿el acuerdo?Internet

Los rumores acerca de que Felipe Calderón pudo haber negociado con Enrique Peña Nieto para que este último llegara a la presidencia del país, pareciera que se está tejiendo de nueva cuenta, pero ahora a la inversa. En este caso Calderón no podría ser presidente de México, por eso el poner a su esposa Margarita Zavala como candidata. Dicho rumor hace referencia a que Calderón bajó a Josefina Vázquez Mota como candidata al Estado de México en 2011, esto con el propósito de que Eruviel Ávila ganara la elección como Gobernador.

Como premio de consolación Josefina Vázquez Mota fue candidata por el PAN a la presidencia de la República con vistas a perderla para que así Enrique Peña Nieto llegase a Los Pinos. Suena bastante lógico y razonable dados los hechos. Calderón abandonó a Vázquez Mota, llevando al PAN al tercer lugar en las elecciones de 2012. Llevándose entre “las patas”, valga la expresión al partido.

Como premio de consolación el presidente Peña Nieto y el PRI hacer el pacto por México. Pensando que después de las elecciones de 2012 López Obrador estaba muerto políticamente, el PRI, PAN y PRD crean la partidocracia con dicho pacto que tiene hecho un “desmadre” el país. Crean las Reformas Estructurales que tienen en un problema serio al país ahora por el recorte presupuestal.

Este domingo 25 de septiembre Proceso publicó una nota donde López Obrador hace referencia de que “Los Duarte y Borge son chivos expiatorios del PAN”. Este comentario hace sentido respecto a las elecciones en junio pasado donde Acción Nacional ganó muchos estados por el hartazgo de la sociedad hacia el PRI. Que a decir verdad ganaron en parte porque la gente votó por lo menos chafa, que por una excelente opción.

Esa inercia de junio pasado alcanzó incluso para que Ricardo Anaya se colgara la medalla al mérito y ahora sea posible candidato a 2018. Dada esta coyuntura, ya se subieron al barco, además del presidente blanquiazul, Margarita Zavala y el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle. Los tres posibles candidatos presumen supuestas encuestas donde cada uno va en primer lugar al interior del partido. ¿Cómo creerles si cada quien dice ir en primer lugar?

Al interior de partido se presumen cada uno como “imparables” o con una expresión profusa respecto a su calidad en las preferencias. Lo que no se explica si cada uno va arriba, hacen ver poco serias o inverosímiles a las encuestas. Mismo caso cuando se dice que el PRI está muerto de pronto sale una encuesta que los pone como partido en primer lugar.

Es por eso que en junio pasado fueron duramente cuestionadas y criticadas las casas encuestadoras porque eran un desastre, cada candidato tenía su encuesta donde iban arriba. Lo único en lo que todas las encuestas coinciden es que López Obrador va arriba. El PRI es normal que sea de los tres partidos principales por su estructura a lo largo y ancho del país.

¿Pero el PAN como es que está arriba si en las entidades más importantes en cuanto a número de votantes no es la primera fuerza?

Ya se sabe que, en Jalisco, Nuevo León, Ciudad de México, en el sur y sureste (que es donde hay gran población) el PAN no son primera fuerza. Tal vez en casos como Puebla por la inercia de su actual gobernador, Guanajuato y las entidades que se ganaron en junio pasado, pero que no son muy altas en número de votantes como el caso de los principales estados del país.

Incluso en Veracruz donde ganó el PAN, no fueron mayoría, si acaso fueron casi un tercio de los votantes. Además, el desgaste que tiene Miguel Ángel Yunes, dudo mucho que para 2018 Veracruz llegué a votar en su mayoría por Acción Nacional.

Rafael Moreno Valle se conoce muy poco fuera de su estado. Pero hay una gran cantidad de publicidad del gobernador poblano dándole difusión. ¿Le alcanzará su campaña y publicidad para ser el candidato del PAN a 2018? Moreno Valle da la impresión de que hace uso de la publicidad. Presume mucho de sus logros en Puebla como gobernador. ¿Alguien sabe cómo está la deuda pública de Puebla?

Ricardo Anaya de la misma manera se hizo conocido apenas después de las elecciones de junio pasado con el triunfo en once entidades. La proyección de junio para Anaya le ha representado estar en las primeras posiciones de Acción Nacional rumbo a 2018. Margarita Zavala por su parte proyecta el ser la esposa del ex presidente Felipe Calderón, además de ser la única mujer posible a contender para 2018.

La fórmula de junio pasado donde el PAN capitalizó los errores del PRI como gobierno, pareciera que ya se está tejiendo, pero para 2018. Cada posible aspirante del blanquiazul a diferencia de Morena que solo tiene un candidato, da la impresión que cuando tengan un solo ganador, se unirá el PAN con lo que cada posible candidato generó en su pre campaña (aunque digan que no están, que no está permitido o que no son tiempos). En este caso Zavala, Moreno Valle y Anaya cada uno con su respectivo segmento pueden expandir las preferencias del PAN.

El PRI por su parte que políticamente está muerto, da la impresión que dejó tendido el escenario para la sucesión presidencial de 2018 pero para su versión conservadora el PAN. Pareciera que Peña Nieto si preparó la sucesión presidencial pero no para su partido, un escenario muy similar cuando Calderón era muy rechazado al final de su sexenio por la guerra contra el narco y que el PRI en parte capitalizó en las elecciones del 2012, además del abandono a Josefina Vázquez Mota.

¿Le alcanzará al PAN para hacer efectiva la sucesión que le está dejando el PRI?

Twitter: @Hugo_Canelo

0
comentarios
Ver comentarios