Arritmia. Palabras y realidades

El “Güero” es un cuida-carros (franelero) desde hace 3 años, su rutina diaria consiste en llegar a las 7:00 hrs a “su” calle y en cuanto los automovilistas estacionan su auto, se acerca rápidamente y con una sonrisa les pregunta “se lo lavo patrón?” la mayoría de las veces los automovilistas ni lo voltean a ver y de mala gana responden “No”, algunos, los menos, aceptan la lavada “si quiere ganarse lana el pinche gordo que haga algo” piensan algunos. Cobra $20.00 la lavada “o lo que caiga”

 

El Güero tiene 55 años, antes trabajaba de albañíl  “pero la chamba es escasa, y mientras más viejo estás, menos te buscan, ya no rindes por lo que te pagan” El ingreso semanal como cuida-carros es variado, muy variado “cerca de navidad la gente es más alivianada , tiene algo de lana y está menos amargada, pero en estos meses de calor no sueltan ni madres!” comenta. “Si esta chingadera no mejora me voy a vender mota, chingue a su madre!  Tengo que llevar lana a la jaus y es mi pedo como le hago!” finaliza el Güero.

 

Las condiciones precarias en que millones de mexicanos sobreviven diariamente los pone en la mira de los “reclutadores” del crimen organizado, Las “condiciones de trabajo” son riesgosas pero la lana cae más rápido diría el Güero. Esta no-guerra emprendida por el gobierno con más fuerza que inteligencia ha acelerado el “reclutamiento” de los cárteles. Van 40,000 bajas pero hay 28 millones en lista de espera.

 

Hace unos días, el 8 de abril, Lula da Silva, ex preciso de Brasil, señaló en una conferencia magistral en Cancún con banqueros “Ustedes que son hombres de negocios, que trabajan en bancos, en la industria y en el comercio saben que parte de la violencia que vive México no ha surgido ahora, tiene su origen en la cantidad de años en que los más pobres fueron tratados sin atención.”  Lula como buen político no le tiró abiertamente al gobierno (no es buey) pero a buen entendedor pocas palabras. Te digo Pedro para que me entiendas Juan. Lula sabe de lo que habla, recibió en 2003 un país sumido en una crisis económica y al final de su mandato en 2011 impulsó a Brasil como la mayor economía latinoamericana y una de las 10 a nivel mundial. Esto no significa que Brasil “ya la hizo”, pero va en buen camino.

 

Año con año, campaña tras campaña, todos los políticos se agarran del tema de los pobres para darle fuerza y formalidad a sus propuestas, se desgarran las vestiduras como aquel que defendería el peso como perro, elaboran proyectos de nación con los pobres como eje principal, y sin embargo no pasa nada. Una vez en el poder, “se manifiestan insuficiencias en el sistema convidatorio” como diría Mafalda  y se olvidan de todas las mentiras que enarbolaron en campaña. Ya agarrados del hueso a mamar se ha dicho!!.

 

Lo dicho por Lula es fundamental, pasar de los dichos a los hechos reales es prioritario. No importa cual sea el partido que se encuentre en el poder, el tema de la pobreza y su efecto en la criminalidad organizada o des organizada es cuestión urgente. Ya basta de palabrerías,se requieren hechos Seguirlo postergando resultará más caro aún.

0
comentarios
Ver comentarios