September 16, 2019 20:43


Y tú, ¿cuántos problemas tienes? ¿Son tuyos o son de los demás?

Las personas quieren resolver las situaciones que tienen las personas a su alrededor, como si  fueran problemas propios .

 

En la vida actual nos sobran preocupaciones de toda índole, todos quisiéramos contar nuestros problemas a alguien, a veces no es posible, por tiempo, por dinero o por muchas otras razones. Por eso es que pensé que sería importante compartir en este espacio algunas reflexiones con ustedes.  

Para empezar vamos a anotar en una hoja todos los problemas que ustedes crean que tienen en este momento,  obviamente a nadie se los van a enseñar.

 A continuación les voy a comentar acerca de algunas técnicas que son muy fáciles de realizar y que pueden poner en práctica lo antes posible.

 Lo primero que tenemos que hacer con esa lista, es separar los problemas míos y los problemas que correspondan a la vida de los demás.

Generalmente las personas cuando acuden a terapia, dicen: vengo a consulta porque mi hermano bebe, porque mi hermana se está divorciando, porque mi papá no tiene trabajo, porque mi novio se fue de su casa, y en fin, quieren resolver las situaciones que tienen las personas a su alrededor, como si  fueran problemas propios y  que él o ella tuvieran que resolver.  Al decir esto la persona, la siguiente pregunta sería:   y  tus problemas, ¿cuáles son?

Si  yo aprendo que solo puedo resolver lo mío, sabré que debo dejar las situaciones ajenas a quien le corresponden y dejar de cargar inútilmente preocupaciones de los demás.

¿Por qué es importante hacer esto?

Porque me voy a dar cuenta de que un gran porcentaje de mis preocupaciones ?son de otras personas?, cosas que no puedo ni debo resolver porque pertenecen a sus vidas.

 Algo importante es preguntarse en qué circunstancias sí puedo o debo involucrarme en la vida de los demás.

 La respuesta podría ser, cuando te pidan ayuda, cuando sean menores de edad o cuando esté en peligro la vida o la integridad de una persona.  En todas las demás ocasiones es mejor respetar y dejar que cada uno resuelva su vida como mejor le parezca.

Muchas personas piensan que si hacemos  esto  somos egoístas, pero no es así. No estoy diciendo que no nos importe o que no nos afecte, lo que estoy diciendo es que seamos respetuosos con los demás y con nosotros mismos, con los demás porque a nadie nos gusta que nos digan cómo resolver nuestra vida y con nosotros mismos porque nos desgastamos, porque nos enfermamos  y porque por estar pendiente de lo que hacen, dicen o piensan los demás, nos olvidamos de mirarnos a nosotros mismos.

Cuando volteamos a ?vernos?, a saber qué es lo que yo necesito, qué es lo que yo tengo que resolver, qué es lo que yo tengo que modificar, nos damos cuenta de que son muchas cosas y que es bueno dejar lo de ?los otros? y concentrarme en ?lo mío?.

Pensar en nosotros mismos tal vez  es lo que nos haga falta para ser más felices y dejar ser felices a los demás.

¡¡¡Buen fin de semana!!!! 

0
comments
view comments