August 15, 2019 03:27

AMLO, la buena prensa, la mala prensa y la miseria de Chumel Torres

AMLO
Nunca escuché nada más espantoso. ¿Por qué tanto odio? ¿Eso es periodismo? ¿No merece al menos un regaño? En cualquier país avanzado lo que hizo Chumel merecería una demanda por daño moral.internet

Repasemos los más recientes comentarios que ha hecho el presidente López Obrador acerca de lo publicado en la prensa mexicana:

1.- La risa por los sismos austeros 

El jueves pasado, en su conferencia de prensa mañanera, Andrés Manuel se desternilló mencionando el contenido de una nota de El Deforma.

El presidente López Obrador batalló para recordar el nombre de tal sitio de internet. Tuvo que pedir ayuda: “¿Cómo se llama ahora lo que antes era El Sendero del Peje?”. SDP Noticias, señor presidente, SDP Noticias… Pero lo cierto es que la broma que le hizo carcajearse no era de SDP Noticias, sino de su primo hermano, El Deforma.

¿Dónde estaba lo gracioso? En el descubrimiento de que con la austeridad republicana los sismos son cada vez más cortos y de menor intensidad. Por la falta de presupuesto, obviamente. Ojalá así sigan.

2.- El feo palacio de Reforma

Este lunes, también en la mañanera, Andrés Manuel reprochó a Reforma su nota de muy mala leche de ayer domingo: que el presidente de México, su esposa Beatriz y el hijo de ambos ocuparán como residencia familiar todo —y todo es, precisamente, todo— el Palacio Nacional.

Así, con esa exageración, presentó Reforma el hecho de que la familia del presidente de la República vaya a ocupar un pequeño apartamento que ya existe a un lado de la parte histórica del inmueble.

“Como los de Reforma se llevan pesado”, Andrés Manuel no se aguantó las ganas de dar su opinión acerca del edificio de ese periódico ubicado al sur de la Ciudad de México.

Con toda razón, el presidente López Obrador dijo que los propietarios de Reforma construyeron un verdadero palacio, pero de muy mal gusto, para albergar a las áreas de redacción, administrativas, productivas y comerciales del rotativo de la familia Junco de la Vega.

Sin duda, el palacete de Reforma es bastante ranchero. Tiene razón López Obrador.

3.- Un libro para responder al Financial Times…

… y a otros diarios especializados en economía. El ensayo de Andrés Manuel, que se llamará “Economía moral”, circulará a partir del próximo primero de diciembre. Así lo dijo hoy el presidente de México.

Será la respuesta a todas las críticas que los expertos le hacen en el periódico Financial Times, la revista The Economist y los rotativos locales El Financiero y El Economista, entre otros.

Habrá que esperar el libro de Andrés Manuel para tomar partido en un debate que, me parece, enfrenta en la curva peraltada de un velódromo a un equipo de basquetbol contra uno de futbol americano.

Es decir, creo que no hay ninguna posibilidad de que puedan entenderse o llegar a mínimos acuerdos una visión excesivamente técnica y, por lo tanto, casi inhumana de la economía con un tratado acerca de cómo deberían ser las cosas para lograr que la justicia acompañe al crecimiento económico.

4.- El debate con Proceso

En la mañanera de este lunes, casi al finalizar la conferencia de prensa, el reportero del semanario fundado por Julio Scherer García preguntó por “la probable implicación del señor Ricardo Salinas Pliego en operaciones relacionadas con la empresa Fertinal”.

La respuesta de Andrés Manuel —“si no hay denuncia en lo judicial, no podemos nosotros descalificar a nadie”— no gustó el periodista de Proceso, lo que llevó al presidente de México a recordar que “la revista Proceso, por ejemplo, no se portó bien con nosotros. No es ningún reproche”.

Todavía más enojado, el reportero de Proceso dijo: “No es papel de los medios portarse bien, presidente, con alguien”.

AMLO estuvo de acuerdo, pero precisó que en los momentos que han cambiado a la nación mexicana “todos los buenos periodistas de la historia siempre han apostado a las transformaciones”.

El reportero de Proceso patinó: “los periodistas militantes sí, presidente”, esto es, el representante de la mejor revista de nuestro país dejó en la categoría —peyorativa, naturalmente— de simples “periodistas militantes” a gigantes como Zarco y los Flores Magón.

AMLO replicó diciendo que hay medios que editorializan “para afectar las transformaciones”. Entre tales medios, el presidente de México incluyó a Proceso, semanario que lee poco “desde que falleció Julio Scherer, al que admiraba mucho”.

Si el reportero de Proceso se equivocó al descalificar a Zarco y a los Flores Magón, también cometió un error Andrés Manuel al incluir a la revista fundada por Scherer entre los medios que buscan afectar la transformación política actualmente en marcha.

En mi opinión, Proceso solo hace periodismo, a veces con toda objetividad, a veces con una elevada dosis de amarillismo. Y ha sido fundamental, antes y después de la muerte de Scherer, para lograr la democratización de México.

Casi como punto final de la mañanera de hoy lunes, Andrés Manuel le dijo al reportero de Proceso: “Qué bueno que podamos debatir así”.

Sin duda, es extraordinario que discutan en público, con fuerza pero sin ofenderse, un periodista critico y el presidente de la República.

Lo extraordinario de ese hecho se convierte en maravilloso si lo inscribimos en el contexto de que uno de los colaboradores más importantes de López Obrador es Julio Scherer Ibarra, hijo del periodista de leyenda, además accionista de Proceso a quien jamás se le ocurriría tratar de influir en el director de la revista, Rafael Rodríguez Castañeda, para modificar o suavizar una nota.

Por lo demás, estoy convencido de que Andrés Manuel sabe que si don Julio Scherer viviera el semanario Proceso no solo mantendría su línea crítica, sino que sería todavía más duro con el gobierno lopezobradorista. 

5.- El portal Sin Embargo metió la pata muy feo ya que #ConLos NiñosNo

Nadie le preguntó, pero el presidente López Obrador no quiso dejar sin respuesta, este lunes, a una nota de Sin Embargo, en la que se agredió bastante injustamente a su hijo menor. Creo que nunca he visto más lastimado a Andrés Manuel. Lo entiendo, el peor dolor que puede sufrir un padre es que se metan de una manera tan vulgar con sus hijos. Los editores de Sin Embargo tendrán que disculparse.

6.- La miseria de Chumel Torres

Pensé que había quedado claro que los niños no hacen política y que deben ser absolutamente respetados. Pero hace unas horas, en Radio Fórmula, Chumel Torres no solo le dio continuidad a la nota de Sin Embargo, sino que insultó y calumnió al hijo menor de edad del presidente de México y, lo peor, lo hizo con argumentos clasistas y hasta racistas.

Nunca escuché nada más espantoso. ¿Por qué tanto odio? ¿Eso es periodismo? ¿No merece al menos un regaño? En cualquier país avanzado lo que hizo Chumel merecería una demanda por daño moral.

Cualquier exceso en la libertad de expresión debe tolerarse, pero siempre y cuando los afectados sean adultos. ¿Insultar a un niño? Eso no tiene nombre.

Qué imbécil el tal Chumel.

0
comments
view comments